Digital Marketing

La televisión conectada está borrando del mapa a la televisión tradicional

tvIAB Spain, asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España ha presentado el II Estudio Anual de TV Conectada y vídeo online que ha sido realizado junto a VIKO y Smartclip en el que se analiza la situación de ambos sectores así como las principales tendencias que presentan los mismo.

En este han participado Antonio Traugot, director general de IAB Spain, Ramón Montanera, new business director de Intelligence Elogia, Javier Clarke, mobile & new media director de IAB Spain y Ángel Nebot, marketing managing de Smartclip.

La TV conectada gana terreno

Una de las principales conclusiones es que la TV Conectada gana terreno a la TV Convencional. Las smart TVs se han convertido por primera vez en la forma principal de ver la TV conectada utilizada por un 54% de los usuarios lo que supone un incremento del 20% respecto a los datos de 2013. Este ascenso va en detrimento de la TV con consola que se utiliza por un 35% de los usuarios registrando un descenso del 30% respecto al pasado año.

Una de las tendencias que se mantienen este 2014 es la penetración de la TV con PC (29%) así como de la TV híbrida con un 14%. También se mantienen dispositivos como los de Google o Apple TV aunque apenas suponen un 6%.

grafico3

La mitad de los que poseen una smart TV no la utilizan

En cuanto al perfil de los usuarios, en nuestro país 4,5 millones de personas poseen una smart TV aunque llama la atención que la mitad de estos no la conectan a internet ya sea por los problemas con la red o la lentitud de la misma. Los que la utilizan destacan de la TV conectada su comodidad, facilidad de uso así como la rapidez en el acceso a contenidos.

La smart TV es consumida por un 52% de hombres frente a un 48% de mujeres, con preferencia por la franja del prime time. Ramón Montanera explica que entre los usuarios de TV conectada destacan su uso para "no se esclavos de los horarios" y poder ver los contenidos cuando ellos quieran. Señala además que un 25% de los usuarios que no tienen una smart TV afirman que tienen pensado una en los próximos 12 meses mientras que un 38% señala que no tiene ninguna intención ya que no necesita sus servicios.

¿TV conectada o TV tradicional?

Según este estudio es el usuario de TV conectada el que más consume TV tradicional haciendo un uso más social de la misma. El principal uso que se desprende de la TV conectada es el de poder ver contenidos que no se han podido ver en la TV tradicional (73%) ya que ésta se asocia más con el visionado de contenidos en directo, afirmándolo así un 45% de los usuarios.

El 24% de los usuarios de la TV conectada señala que consumen menos televisión tradicional y un 30% de estos afirma que ha dejado de ver por completo la TV tradicional. Destacar que un 27% de los usuarios de smart TV además consume vídeo online a través de su TV conectada. Clarke señala que "existe una buena experiencia de usuario entre los que utilizan la TV conectada aunque el consumo de esta está muy ligado al consumo de contenidos en TV tradicional", es decir, para ver programas que no han podido ver en directo o volver a ver sus programas favoritos.

Hablando del vídeo online, el consumo de éste se realiza a través de múltiples dispositivos: smartphone (18%), tabletas (12%) aunque continúa dominando el PC con un 82% de penetración.

grafico1

Cine o música, los contenidos más consumidos

Sobre le contenido de vídeo que se consume destacar que se muestra una tendencia al alza en lo que se refiere a cine, televisión a la carta, programas exclusivos en internet o música. Además, este estudio muestra un descenso en el consumo de las series nacionales.

Se aprecia un aumento en la interactividad (20%) en el consumo online en las webs que alojan este tipo de contenidos aunque se aprecia un pequeño descenso (5%) en las redes sociales.

Cine (89%), series (70%) y deportes (69%) son los contenidos por los que usuarios están dispuestos a pagar en internet. En cuanto al precio, los usuarios pagarían una cuota de entre seis euros mensuales por ver vídeo en internet y alrededor de 1,8 euros por un solo programa. Señalar que un 39% de los usuarios ha dejado de ir al cine y un 55% ha dejado de comprar DVD como resultado de canibalización de la TV conectada. El sector que no canibaliza es el de los dispositivos móviles.

grafico2

Publicidad sí pero a cambio de contenidos gratis

La publicidad en estos formatos se sitúa en buena posición con una aceptación por parte de los usuarios del 64% siempre que esta les permita acceder a contenidos gratis. Llama la atención que el estudio apunta a que un 44% de los usuarios no rechaza la aceptación de cookies.

Por último, YouTube continúa dominando el mercado del vídeo online con un 76% frente a Vimeo que se sitúa muy por debajo con un 12%. Les siguen plataformas como Yomvi (10%), Nubeox (6%) y wakiTV (5%).

Traugot señala que "la adaptación y evolución de la TV a la conectividad es una realidad que abre múltiples opciones a usuarios y anunciantes". Pronostica un crecimiento de la smart TV lo que "significará un incremento en la inversión en publicidad y comunicación en televisiones conectadas" explicando que "su evolución acelerará a medio plazo la inversión digital en España haciendo que supere a la TV convencional".

Te recomendamos

Enamorando

Informa

Dendary

Atresmedia

Compartir