Digital

La tormenta que se avecina por el almacenamiento en la nube se debe a la falta de control sobre los datos

La tormenta que se avecina por el almacenamiento en la nube se debe a la falta de control sobre los datosCon la aparición de la nube, las posibilidades y las ventajas se dispararon. La capacidad de almacenamiento en la web puede ser mucho mayor que en un dispositivo físico, además de proporcionar la posibilidad de acceder a los archivos desde cualquier dispositivo.

Sin embargo, aún presenta algunas cosas no tan positivas. Cuando los datos están en la red se pierde cierto control sobre ellos, y es posible que las cosas no funcionen como realmente uno quiere. Las empresas que gestionan el servicio, sea la que sea, tienen cierto grado de actuación sobre la información. Y cuando se produce algún fallo con pérdida de datos, por lo general, ninguna compañía asume la responsabilidad.

Steve Wozniak, cofundador de Apple, cuenta en Gizmodo que él mismo ha sido víctima de uno de estos fallos al perder uno de sus calendarios de Google tras una actualización de software. Dado que tenía copias del mismo calendario en otros servidores en la red (iCal y BusyCal), cuenta cómo pudo recuperar parte de los datos. Sin embargo, la mayor cuestión es cómo había sucedido esto, dado que el único administrador y la única persona con privilegios para eliminarlo era él.

La respuesta llegó unos días más tarde, cuando BusyCal le informó de que debía borrar sus datos antes de actualizar a Mountain Lion. Era justo lo que había pasado. BusyCal tenía acceso hasta su cuenta de Google y, de algún modo, algo había pasado con la actualización que había terminado borrando los datos.

Aunque en este caso la pérdida no fue muy grave, la posibilidad de fallos con la gestión de la información existe. Por ello la mejor opción es sugerir una responsabilidad para los proveedores de servicios, de tal modo que sea posible recuperar estos datos, ya se produzca la pérdida de forma maliciosa, por accidente, o simplemente por una mala programación, como fue en este caso. La libertad del usuario tan sólo puede proceder de la regulación, ésta es la única forma de confiar en la nube.

Al igual que esta regla es aplicable a bancos, y parte del dinero es recuperable cuando no se produce por error del propietario, ¿por qué no hacer lo mismo con la nube? Será más beneficioso para todos comenzar a regular estos servicios ahora que están comenzando a salir y no dentro de algunos años, cuando sea mucho más común y el daño de una pérdida de datos pueda ser más grave.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir