Digital

La venta de productos de alimentación, el nuevo reto para el e-commerce

comida cesto tiendaLlevamos años desde el nacimiento de los primeros sitios web de venta online y hemos visto su desarrollo a lo largo de los mismos pero, de un tiempo a esta parte, se lleva anunciando el siguiente paso: la venta de alimentación a través de estos distribuidores online.

Podemos deducir los inconvenientes que puede tener la venta de productos de alimentación: uno de ellos, el almacenamiento. Los distribuidores online pueden trabajar mano a mano con los almacenes de los diferentes productores o distribuidores primarios de los productos, pero ahí se pierde dinero, y no es interesante para las webs de venta. Los alimentos frescos también tendrían sus inconvenientes, ya que sería preferible que se pudieran vender a nivel local o regional para garantizar un transporte rápido y un mantenimiento en cuanto a la calidad que garantizan cuando el producto llega al comprador final. Por ello, los productos que más tirón y ventajas pueden tener en cuanto al retail online son aquellos productos envasados, como alimentación, productos de droguería y bebidas de todo tipo (conservas, latas, bricks, bebidas alcohólicas o refrescos). Son productos que se conservan bien, se pueden almacenar fácilmente y su distribución es muy general en todos los países.

Los consumidores que compren productos de alimentación o bebidas a través de internet ya conocen la marca, no hay manera de que prueben los productos antes de comprarlos, como sí podría ocurrir en las tiendas físicas: las tiendas online son una estantería más del supermercado. Las empresas que más fácil lo tienen respecto a tiendas como Amazon son las páginas de los distribuidores, como Carrefour o El Corte Inglés. Presumiblemente son los usuarios de estas tiendas los que entran a la página, compran los productos que ya conocen y confían en ellos porque en ellos hacen sus compras. Sabemos que no van a confiar en el envío de alimentos frescos, pero sí en el de comidas y bebidas envasadas y productos de droguería y belleza.

Por otra parte, los productores no las tienen todas consigo para obtener ventajas competitivas a simple vista respecto a sus competidores. Por lo general, la gente que quiere comprar productos de alimentación o bebidas busca en las barras de búsqueda de las tiendas categorías de producto, no productos en particular, por lo que la comparativa a simple vista o la relación de las marcas directamente con los usuarios no se produce como se produciría en la tienda. Ver las ofertas, comparar en el momento, valorar qué nos merece más la pena por tamaño, packs, etc no es real. Por ello, hay que posicionar la marca dentro de la tienda para obtener los mejores resultados de venta: relacionar los productos con otros consumidores, cuántos los han comprado, cuales recomiendan…

Las marcas deben saber posicionarse en estas páginas de venta online, al igual que hacen en los buscadores, para así poder lograr mayores beneficios por las ventas. Pero también deben tener una relación diferente con las páginas, ya que son éstas las que se llevan el crédito de los productos que compran, y no los productores. La venta por internet fue el principio de la revolución en cuanto a productos muy diversos, pero la alimentación es el siguiente paso, ahora sólo hay que averiguar cuál es la dirección correcta.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir