Digital

De la Me Generation a la We Generation: lecciones de un gurú digital

De la Me Generation a la We Generation: lecciones de un gurú digitalLas nuevas tecnologías, el boom de los datos o la cada vez mayor digitalización han transformado de manera radical la manera en la que las empresas abordan sus estrategias.

Nuevos enfoques han surgido gracias a las innovaciones que ofrecen mayores oportunidades a las marcas para obtener el mayor tesoro del entorno online: la atención del consumidor.

Pero todos estos avances y cambios han impactado también en la creatividad cada vez más sofisticada gracias al contexto que proporcionan los datos y la mejora de la experiencia de usuario que aportan las tecnologías y los canales y plataformas digitales.

La innovación tiene hoy en día un nuevo enfoque pero, ¿cuál es? Para conocerlo hemos asistido en el DES 2017 a la conferencia que ha ofrecido David Shing, digital prophet de AOL bajo el título de “Innovation is out. Invention is in”.

Ha comenzado mencionando una frase de Picasso: “Los ordenadores son inútiles solo te dan respuestas”. Y es que, se trata, asegura, de crear; “ha llegado el tiempo de la creación, de la cultura, sobre todo de la local. La gente quiere divertirse”.

Y muestra de ello es el nombramiento de la palabra del año en 2015 que lejos de ser una palabra fue un emoji, un símbolo de la nueva cultura digital, del lenguaje y del cambio de comportamiento en los usuarios. Asimismo, la palabra más usada en la industria es disrupción.

“La tecnología esta cambiando nuestros comportamientos pero no nuestras necesidades y la misión es entender esas necesidades para conectar con los consumidores”, explica Shing.

También ha querido abordar la realidad virtual, una prometedora tecnología que sin embargo se encuentra dando sus primeros pasos. “En el futuro de la realidad virtual tu serás el director de tu propio contenido y ahí es hacia dónde nos dirigimos”, augura.

Apuesta también por el internet de las cosas del que asegura, “no va a ser el internet de las cosas, sino el internet de todo”. Y es que casi cualquier objeto, desde un coche hasta un chupete, son susceptibles de entrar en la conectividad para enriquecer la vida de los usuarios.

A los que todavía les queda también un largo camino por delante es a los wearables que, para Shing “todavía tienen que encontrar su propósito”. Y es que, destaca, nadie va a mostrar interés en un dispositivo si tiene las mismas funciones que tu teléfono móvil. A nadie le importa que hayas dado 10.000 pasos”.

Hemos entrado así en una nueva etapa en la que “ya no se trata del consumo de contenido sino de convertirse en curadores de experiencias”.

Una tarea nada sencilla en la era de la saturación de contenidos y por ello, es imprescindible apostar por la autenticidad de las marcas por “mantenerse fiel a sí mismas. El reto de las marcas es entender que el contenido no acaba cuando se lanza, sino que en ese momento es cuando empieza”.

Destaca también el cambio que se ha producido con la llegada de las nuevas generaciones.

“Si preguntas a los baby boomers si tienen Instagram levantarán la mano unos cuantos y si preguntas cuántos tienen sus cuentas privadas seguramente serán la minoría. En cambio los usuarios más jóvenes, a pesar de utilizar numerosas plataformas lo hacen cada vez más de forma privada. Hemos pasado de la me generation a la we generation: el futuro trata de crear conexiones en redes cerradas”.

Debido a todas estas transformaciones, “la creatividad tiene que ser redefinida. Si estas en el mundo de los contenidos no solo compites con tu industria sino con el resto del mundo”.

Y ha destacado un dato curioso y es que el exceso de contenidos es la sexta causa de estrés entre los usuarios. Por lo tanto, afirma, el objetivo es encontrar la manera de hacerse un hueco y llamar la atención, “en hallar el modo de reflejar la cultura a través de las marcas. El contenido importa pero todavía importa más el contexto”.

El vídeo, por ejemplo, “está en todas partes, a la gente le encanta y puedes crear historias cortas o largas pero lo importante es cómo captas la atención, se trata de contar más historias, de llegar al corazón”, añade.

Es lo que denomina como brand sentiment “da igual de donde provenga el contenido, esa es la única manera de generar engagement”.

Para finalizar ha querido mostrar una célebre frase “Si no te saltas las normas te pierdes toda la diversión” para recordar que esa, al fin y al cabo “es la razón por la que nos convertimos en creativos”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir