Digital

Las 5 ideas más rematadamente estúpidas sobre la publicidad online

Las 5 ideas más rematadamente estúpidas sobre la publicidad onlineLa publicidad online lleva con nosotros bastante tiempo. Hace algunos años, cuando fórmula publicitaria no había hecho sino empezar a andar, muchos se las prometían felices y aseguran que la publicidad online iba a cambiarlo todo. Sin embargo, ¿lo ha hecho realmente? Bob Hoffman cree que no y por eso destripa en The Ad Contrarian las ideas más rematadamente estúpidas que han circulado en los últimos años sobre la publicidad online:

1. La interactividad
En su día muchos “marketeros” se creyeron la patraña de que el mismo consumidor que recurría una y otra vez al mando a distancia para esquivar la publicidad televisiva haría felizmente clic en los banners online, una patraña a la que algunos se empeñaron en bautizar con el nombre de interactividad. El tiempo ha demostrado que esta patraña ha resultado ser absolutamente cierta. Sin embargo, y pese a contar con unas tasas de interactividad absolutamente irrisorias, la publicidad display sigue creciendo a buen ritmo. Parece que a algunos les gusta creerse sus propias mentiras.

2. La muerte de la televisión
Techcrunch se atrevía a pronosticar en 2006 la muerte de la televisión como consecuencia del empuje de los nuevos medios online. Siete años después, la pequeña pantalla no sólo sigue viva y coleando sino que sigue siendo también la reina absoluta del panorama mediático.

3. El marketing de permiso
El concepto de marketing de permiso nació para dejar claro que el modelo tradicional de “interrupción publicitaria” había muerto definitivamente con internet. Por aquel entonces el mantra era, para triunfar en este nuevo medio publicitario, había que meterse en el bolsillo al consumidor y lograr que éste diera a las marcas su “permiso” para recibir sus mensajes. Este viejo mantra ha cobrado renovados bríos en los últimos años gracias a las redes sociales, pero no ha impedido que la omnipresente publicidad display siga creciendo como la espuma.

4. La conversación
Esta idea pretende hacer creer a las marcas que los consumidores están deseosos de mantener conversaciones online con ellas. Sin embargo, lo cierto es que los números dicen lo contrario. Las tasas de engagement de los posts de las 200 marcas más importantes en Facebook están por debajo del 0,5%. ¿Son esto realmente conversaciones? Parecen más bien monólogos.

5. La convergencia
Si las previsiones de muchos gurús fueran ciertas, hace tiempo que debería haberse fraguado la convergencia de la televisión y la web. La realidad, no obstante, es otra y hoy por hoy la televisión se sigue comiendo el 98% de la “tarta” del consumo de vídeo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir