Digital

LAS EDITORIALES BUSCAN NUEVOS MODELOS DE NEGOCIO EN INTERNET

¿Todo gratis o contenidos de pago en internet? Es la disyuntiva ante la que se encuentran las editoriales online en los últimos tiempos. La última piedra la ha tirado el presidente de la editorial alemana Spiegel, Fried von Bismarck, al decir que hasta ahora las aplicaciones y contenidos se obtenían gratis en internet pero que “debemos reflexionar sobre si esto vale siempre”. Fried von Bismarck se declara a favor de modelos como la tarifa plana para el consumo de contenidos.

Con la tarifa plana se satisface tanto a los propietarios de los derechos de los contenidos como a las propias editoriales, en opinión de von Bismarck. Sin embargo, aun tiene que llover mucho antes de que se impongan este tipo de modelos, y son las propias editoriales las que deben trabajar por su desarrollo. Este tipo de discurso es nuevo en Spiegel, que hasta el momento se alzaba como medio abanderado de los contenidos gratuitos y se mantiene como una de las pocas publicaciones alemanas capaces de obtener beneficios de su publicidad online.

En cambio, a los ejecutivos de Axel Springer Verlag el modelo de la tarifa plana de contenidos no les resulta satisfactorio. Según declaró el director de relaciones públicas de la editorial, Christoph Keese, en el medio especializado Horizont, a pesar de que cada vez se consumen más contenidos online, los beneficios van a parar casi exclusivamente a los productores del contenido.

También el director del semanario Zeit, Rainer Esser, se declara escéptico ante los modelos de pago por contenidos, dado que apenas existen contenidos tan exclusivos que merezca la pena pagar por ellos. En su opinión hay que apostar por un combo de opciones de refinanciación: publicidad online gráfica y en buscadores, comercio electrónico, ingresos por transacciones, pay per view para determinados contenidos, colaboraciones y campañas de suscripción a contenidos impresos.

Rainer Esser considera que las editoriales deberían reivindicar ante Google que obtiene demasiados ingresos de su red AdSense (el buscador se queda entre el 50% y el 60%). Pero a esto responde Kay Oberbeck, portavoz de Google en Alemania, que nadie obliga a las editoriales a entrar en AdSense y que todo lo hacen para que el periodismo de calidad esté localizable.

Algunos profesionales del sector entonan el mea culpa, como Julia Jäkel, directora de Exclusive & Living en el grupo editorial G+J, quien plantea a las editoriales que se pregunten si no han sido un poco silenciosas, lentas y perezosas en el pasado. Pero aun queda mucho camino por recorrer y descubrir, en palabras de Jäkel: “Estamos convencidos de que YouTube valdrá la pena algún día; pero hoy en día aun no sabemos como”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir