líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

LAS FRANQUICIAS ESPAÑOLAS E INTERNET, A EXAMEN

Nota de prensa:

El sector de las franquicias en España se encuentra al inicio de una fase de consolidación si atendemos al descenso en el número de aperturas de franquicias frente al incremento de la facturación por establecimiento, tal y como se deriva del estudio desarrollado por la consultora Adesis Netlife, que ofrece los principales indicadores que determinan el pulso del mercado.
Partiendo de este avanzado grado de evolución del negocio tradicional, parece si cabe menos comprensible cómo la vertiente on-line presenta unos desarrollos iniciales tan embrionarios, sin que se puedan observar aplicaciones encaminadas a mejorar los procesos de negocio entre franquiciador y franquiciados o entre alguno de estos y agentes externos. Por el contrario, lo que se encuentra son servicios principalmente orientados a conseguir una mera presencia en la Red y utilizar esta como canal de promoción sin llegar en ningún caso a convertirse en una herramienta útil de gestión.

Variables analizadas

Para llegar a esta observación, el estudio se ha centrado en analizar los principales aspectos relativos a los desarrollos públicos de las principales redes de franquicias españolas. Estas han sido definidas en función de criterios de facturación y peso del número de establecimientos franquiciados sobre el total de establecimientos.
En cuanto a las variables objeto del estudio, estas se dividen en dos ejes fundamentales: los contenidos y los servicios. Con respecto a los contenidos, se ha analizado la oferta de información sobre el grupo franquiciador, la información corporativa y la relativa al funcionamiento y características de la red de franquicias.

Con respecto a los servicios, la oferta comprende un espectro mayor habiéndose analizado aspecto relativos al producto, a los establecimientos, el cliente, la gestión de las franquicias, etc.

Frente a la estructura de negocio del sistema de franquicias, formada por un centro neurálgico y una red de establecimientos directamente dependientes, la tecnología web ofrece soluciones que proporcionan utilidades muy avanzadas en comparación con lo que supondría esa aplicación en otros modelos de negocio diferentes. Cualquier red de franquicias, por tanto, puede obtener de Internet unas mejoras sustanciales en su gestión operativa.

Ante estas oportunidades, resulta paradójico no encontrar ninguna empresa que lidere claramente los desarrollos en la Red mientras que cualquiera de ellas tiene a su alcance la oportunidad de tomar ventaja competitiva en este campo.

Por otro lado, se puede observar del análisis que tan sólo un 25% de las compañías analizadas aprueban en contenidos. Ese mismo porcentaje es el que sobrepasa el cinco en el epígrafe de servicios, y tan sólo una franquicia aprueba los a la vez. Ante estos datos resulta evidente comprobar que las franquicias no utilizan el potencial de Internet como canal tanto como podrían, siendo además un medio barato y altamente efectivo.

Pero probablemente la conclusión más importante a juicio de Adesis Netlife es que no parece observarse que las redes de franquicias hayan desarrollado en su mayoría sistemas de gestión integral de su estructura basados en las nuevas tecnologías. Tan sólo aprovechan Internet como medio para publicar información y ofrecer algunos servicios al público general o servicios de limitado valor añadido a franquiciados.

Alternativas de desarrollo

Para aprovechar esas ventajas, Adesis Netlife distingue tres ámbitos de aplicación concreta de las nuevas tecnologías al negocio de las franquicias que coinciden con sus tres pilares: el franquiciador, los franquiciados, y el cliente final.

Con respecto al franquiciador, las oportunidades de mejora están en el acceso al conocimiento del grupo para el público general, el facilitar la captación y tramitación de franquiciados, y en la integración de estos en los sistemas de gestión internos.

Por el lado del cliente, el franquiciador verá ampliado su rango de clientes potenciales así como el rango de servicios que se les pueden ofrecer a estos. Asimismo, se pueden integrar estrategias de fidelización de clientes, y potenciar las plataformas transaccionales.

El ámbito de la relación con el franquiciado es probablemente el que presenta mayores oportunidades de mejora, pudiendo destacar dentro de estas la optimización de algunas variables como las siguientes: solucionar la problemática existente por la dificultad de gestionar varios puntos de venta geográficamente dispersos, hacer llegar información a todo el mundo en tiempo record y a bajo coste, formación homogénea y universal, unificar procesos logísticos entre los franquiciados del grupo, emplear sistemas de gestión homogéneos, crear sistemas de seguimiento de la evolución de los franquiciados, aumentar la visibilidad de estos, crear sistemas comunes y homogéneos de compras y relación con proveedores, etc.

Evolución prevista

Según Adesis Netlife, las perspectivas para los próximos años indican que la tendencia en el medio y largo plazo irá precisamente orientada a desarrollar las alternativas de desarrollo indicadas más arriba con el objetivo de que las nuevas tecnologías sean aplicadas como verdadera herramienta de gestión empresarial. Por la particular estructura de las redes de franquicias, las nuevas tecnologías suponen la herramienta idónea para optimizar los procesos de negocio entre franquiciador, franquiciados y terceros en áreas tales como la logística integrada de la red, la comunicación, el flujo de documentación, la formación, la distribución, las tareas administrativas, etc.

Se crearán por tanto, estructuras donde se integren todos los elementos de la cadena de valor del negocio de las franquicias llegando incluso a alcanzar a los agentes relacionados con los franquiciados y que no tengan relación directa con el franquiciador.

 

SAN SEBASTIÁN HACE HUECO A LATINOAMÉRICAAnteriorSigueinteZONA DE PRENSA UTILIZA LA RED EN FAVOR DE LAS RR.PP.

Noticias recomendadas