Digital

Las Google Glass no son la respuesta definitiva a la futura demanda de tecnologías "que se ponen"

Brian HoLas gafas inteligentes de Google van levantando todo tipo de opiniones a su paso. El ambicioso proyecto del buscador web está teniendo una acogida marcada por la polémica, pero a pesar de los comentarios negativos todos admiten que las Google Glass han marcado un antes y un después en el mundo tecnológico, creando el mercado de las tecnologías "que se ponen".

La tendencia general es clara: cada vez más, las personas se están alejando de los PCs para conectarse a través de dispositivos portátiles como tabletas, teléfonos inteligentes, y ahora también gafas, pulseras, relojes y un largo etcétera de aparatos conectados a la red.

El director de Google X, Babak Parviz, es consciente de esta creciente tendencia, y tal y como anunció en un evento tecnológico, “las Google Glass son sólo una respuesta a la demanda de tecnologías 'que se ponen', pero no tiene por qué ser la definitiva”.

Las tecnologías “que se ponen” avanzan rápidamente. La sociedad demanda aparatos que le mantengan conectado a la red en cualquier lugar y momento, y aunque actualmente Google sólo ha comercializado las gafas inteligentes, muchos proyectos sucederán a estos primeros y tímidos pasos hacia el futuro.

Según Parviz, dentro de quince años, la mayor parte de la gente paseará con algún tipo de dispositivo en la cabeza, pero todavía queda mucho por mejorar e innovar, teniendo siempre en cuenta la importancia de no aplastar la humanidad, el contacto y las relaciones personales con tanta tecnología.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir