Digital

Las iGlasses sí existen. Le contamos por qué nunca las ha visto

A pesar de que la mayoría de las críticas son muy favorables sobre el nuevo iPhone 5S, ya se escuchan quejas sobre que Tim Cook y Jonathan Ive están dejando a un lado las grandes ideas. En la presentación no hubo iTV, ni iWatch ni respuestas sobre las gafas de Google. Muchas de estas quejas critican sobre la compañía que "ya no es una compañía innovadora".

Pero, si echamos la vista atrás sobre la historia de la casa tecnológica, rara vez ha sido la primera en lanzar un nuevo producto al mercado. El iPod, salió tres años después que el MP3 y el iPhone fue calificado como un aparato excesivamente caro y con batería de muy poca duración si se comparaba con otras marcas más maduras en el mercado en aquel momento.

Pero además, la idea de que Apple iba detrás de Google por sus nuevas gafas, está completamente equivocada. La diferencia es que mientras Google muestra orgulloso una versión beta del producto, Apple es receloso de sus prototipos y prefiere esconderlos al público y poner el foco en los productos que ya tienen.

Según Tony Fadell, antiguo jefe de la división encargada del iPod, ahora CEO de Nest Labs, ha confirmado que sobre el 2006, Apple se puso a trabajar en un dispositivo similar a las gafas de Google. Para Fadell fue, "la cosa más disparatada" en la que se había visto envuelto durante su tiempo en la compañía.

"Creé un montón de prototipos" dijo Fadell en una entrevista para Fast Company. Al parecer, la idea inicial era una montura con una pantalla integrada que crease experiencias que sumergiesen al individuo en el entretenimiento, "como si estuvieras sentado en un teatro". La idea se abonó porque la compañía decidió centrarse en el iPod y en el iPhone, ya que "teníamos tanto éxito con las cosas que estábamos llevando acabo que apenas teníamos tiempo de hacer cualquier otra". Así que en vez de lanzar un ordenador en una montura, decidió esperar hasta que la idea evolucionase en algo más útil.

La única diferencia entre las gafas de Google y lo que podrían ser las iGlasses, es que mientras Google las posiciona como un dispositivo de comunicaciones (para buscar en la red, mirar el email o hacer fotos), Fadell y sus compañeros imaginaron un dispositivo para consumir entretenimiento de forma diferente.

Después de esto, está claro que algún día Apple lanzará un producto de tipo gafa, y que si, la historia de la compañía sirve de guía, será un dispositivo de masas. Y seguramente después de lanzarlo, Apple se seguirá llevando críticas por todo eso que podría haber hecho y no hizo.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir