Digital

Las marcas y el mundo de la cultura: tenían que conocerse

hazlo-divertido-3-1024x584La línea que separa el sector de la publicidad de las esferas artísticas más exclusivas es cada vez más cercana.

En realidad, las marcas tienen un montón de mensajes que contar, y el público tiene una verdadera ansía de contenido de calidad mientras que los creadores, desde los tiempos del Renacimiento, suelen necesitar cierto tipo de mecenazgo para continuar con su labor artística.

En este sentido, el asunto va más allá de una simple cuestión económica, pues algunas “love brands” -estas marcas comerciales que consiguen conectar con el público desde una perspectiva más emocional- aportan algo que es igualmente necesario para estos artistas: Inspiración.

Esto va más allá de solucionar una campaña con influencers o Youtubers, hablamos realmente de artistas: Individuos con una comunidad consolidada de seguidores que es realmente capaz de inspirar desde un punto de vista creativo.

Según Daniel Rubio, director creativo de la agencia de marketing digital Hydra Social Media “No hablamos de coger al famoso de turno y ponerle a anunciar lavadoras. Hablamos de artistas de verdad que usan redes sociales como un escaparate, como en el caso de instagram”. Así, según Rubio, “un Youtuber puede ser esencial a la hora de dar a conocer un producto, para aumentar los impactos o darle calidad a los mismos, pero cuando hablamos de artistas, nos referimos a creadores de verdad que sirven de referencia a la hora de que el usuario medio produce su propio contenido”.

Lo cierto es que ilustradores cuya carrera se basó en la publicidad, como Toulousse-Lautrec se estudian hoy en las Facultades de Arte. Y es archifamoso el caso de la inspiración que Andy Warhol encontraba a la hora de representar artísticamente una botella de Absolut Vod

¿Qué han cambiado al final las redes sociales? Como suele ocurrir, tienen la posibilidad de ampliar el mensaje, de dar voz a diferentes talentos que pueden llegar a conectar con el público sin intermediarios.

Existen ejemplos de ilustradores que vieron su nicho en redes sociales antes de pasar al gran mercado, como Moderna de Pueblo, auténtica experta a la hora de comunicar con las marcas.

Marta Cobos, Digital Manager de Hydra comenta que “todo es más correcto si la marca es capaz de proyectar unos valores sólidos, capaces de inspirar auténticidad. Si la publicidad queda intrusiva, estamos a 180 grados de nuestro objetivo que no es otro que el crear auténtica inspiración entre los usuarios, algo así como sucede de verdad en el mundo del arte”

Esta agencia, experta en creación de contenido trabaja con clientes de primera línea y ha realizado campañas basadas en estas colaboraciones con artistas.

“Para Starbucks España, usamos el hashtag #HazloDivertido en Instagram para, a través de una serie de retos, conectar con figuras de la música, de la ilustración, de la fotografía. Es una campaña que empezó la marca en Estados Unidos y nosotros la hemos adaptado con artistas locales” dicen desde Hydra “El objetivo va más allá de lanzar un eslogan, hablamos de que la marca cree auténticas conexiones con los usuarios para que ellos mismos terminen realizando contenido bajo nuestra inspiración.”

Está claro, entonces, que el futuro para la publicidad pasa por volverse menos invasiva hasta recorrer el camino totalmente contrario y, lejos de rehuirla, podamos deleitarnos con sus creaciones.

Un logro que está realmente cerca, aunque parezca mentira.

Nota de prensa.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir