Digital

Las nuevas estrellas digitales vienen en formato "mini" pero con ingresos "maxi"

istock_000035093954_large_bearb-e1428585247532Si antes se decía que los niños venían con un pan debajo del brazo, ahora vienen con un iPad y, además literalmente. Y es que, la penetración de la tecnología en las rutinas de las personas ha generado que el consumo de plataformas digitales y sociales se haga cada vez por parte de usuarios más pequeños.

¿Quién no ha presenciado alguna vez el espectacular manejo de los dispositivos móviles de niños de no más de 3 años? Según las cifras de la compañía de talentos digitales 2tube, el 70% de los niños de entre 2 y 11 años consumen contenidos en YouTube a diario y parece que, lejos de descender, este número no hará más que aumentar.

Pero estos infantes no solo participan como usuarios sino que, son cada vez más los que se animan a experimentar su faceta comunicativa y muchos con un éxito arrollador. Son los llamados "niños youtuber" como Mikel, con su canal "MikelTube"; Arantxa con "Los Juguetes de Arantxa" o Nicolás, con "Los Mundos de Nico" que ya son auténticas estrellas en la red con miles de "pequeños" suscriptores.

Cuentan con apenas 7 y 5 años y, aunque todavía alguno todavía no sepa qué es el Teorema de Pitágoras, sí conocen y muy bien, las artes digitales. Sus juguetes, aficiones, rutinas diarias, manualidades o recetas de cocina consiguen acaparar hasta 60 millones de visualizaciones.

Pero, ¿cómo dónde está la clave del éxito de estos mini youtubers? Realmente, reside en los mismos elementos que han catapultado al liderazgo digital a los youtubers adultos como ElRubius, Wismichu o Dulceida, la naturalidad, la cercanía y el lenguaje de "tú a tú" con los usuarios y seguidores.

"En definitiva son niños que hablan a otros niños, hablan su mismo lenguaje y empatizan", explica Santiago Ureta, experto en marketing online en Unonet, al diario El Mundo.

Sin embargo, mientras que para los niños es un divertimento, los padres son los verdaderos gerentes del que ya es el negocio digital por excelencia.

Y es que, esta nueva profesión requiere una gran inversión de tiempo para crear contenidos y mantener actualizado el canal y así seguir manteniendo el interés de los suscriptores.

Pero también es necesario cuidar los detalles tal y como asegura al diario Raquel Cuesta, responsable de marketing de 2tube, que destaca que "los niños pequeños se sienten atraídos por las miniaturas llenas de color y los objetos que les gustan como coches, aviones o motos".

Así, aunque en España los ingresos por este canal siguen siendo modestos en comparación con otros países como Estados Unidos, pues la tarifa para insertar anuncios se cifra en 8 céntimos, cantidad de la que el youtuber solo recibe la mitad, lo cierto es que el incremento de colaboraciones con las marcas ha dado lugar a que los canales infantiles se conviertan en una verdadera fuente de ingresos para algunas familias.

Aunque este fenómeno también tiene su cara B y es que, la falta de regulación en este campo, ha provocado la queja de numerosas voces que claman a favor de la protección de los más pequeños en un mundo, el digital, mucho más peligroso de lo que parece.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir