Digital

Las otras asombrosas compañías de Steve Jobs: NeXT y Pixar

Las otras asombrosas compañías de Steve Jobs: NeXT y PixarLa mayoría de la gente conoce a Steve Jobs por su conexión con Apple y, de hecho, esa fue la compañía que más adoraba Jobs y esa fue la empresa en la que el i-genio se volcó por completo. Sin embargo, resulta fácil olvidar que Jobs, que murió esta madrugada a los 56 años, invirtió una parte importante de su vida en otras dos compañías: NeXT y Pixar.

Después de que Jobs dimitiera de Apple en 1985, fundó NeXT, una firma centrada en la creación de poderosos ordenadores para negocios y educación. La empresa no fue tan exitosa como Jobs hubiera querido – sólo vendió 50.000 ordenadores -, pero fue muy influyente.

Tim Berners-Lee usó un terminal NeXTcube para poner la primera piedra de lo que sería el primer servidor web y el primer software de buscador. John Carmack utilizó el mismo PC para crear dos de los video juegos más importantes de todos los tiempos, Wolfenstein 3D y Doom.

Quizás incluso más importante fue la absorción de NeXT por Apple, ya que mostró que Jobs era un empresario inteligente que sabía cómo vender una compañía que no tenía mucho éxito. Apple compró NeXt en 1997 por 429 millones de dólares en efectivo, que fue a otros accionistas, y un millón y medio de dólares en acciones de Apple que se quedó él mismo. Entonces, las acciones de Apple valían 6 dólares; hoy, tienen un valor de 378 dólares.

A pesar de unas ventas relativamente bajas, NeXT no fue un fracas, y algunas partes de su sistema operative Nextstep aún viven en el Mac OS X. Pero Pixar – el otro proyecto de Jobs, en el que invirtió mientras estuvo ausente de Apple – se convirtió en todo un éxito y una de las compañías de entretenimiento más importantes del mundo.

Los números hablan por sí solos: Jobs compró Pixar a Lucasfilm en 1986 por 5 millones de dólares y la vendió a la Walt Disney Company en 2006 por 7.400 millones de dólares en una transacción que hizo del revolucionario del Mac el mayor accionista único de Disney.

Sin embargo, Jobs en un principio había querido que Pixar se convirtiera en una empresa de hardware de ordenadores de gama alta, que pudiera vender su Pixar Image Computer a agencias y corporaciones. Una de estas corporaciones era Disney, que en 1990 encargó a Pixar la creación de tres películas de animación por ordenador. Y la primera de ellas era Toy Story, la primera película de animación creada enteramente con CGI.

Toy Story recaudó 360 millones de dólares en todo el mundo, y las siguientes películas de Pixar también tuvieron gran éxito en taquilla. Con la aclamación de la crítica y el público, sus 12 películas animadas han recaudado la cifra de 7.200 millones en todo el mundo.

Después de vender NeXT a Apple, Jobs volvió a la compañía que más amaba, y un poco después volvió a la silla de CEO, devolviendo a la compañía a la senda de los beneficios, y ayudándola a convertirse en la empresa más valiosa del mundo. Pero su éxito en sus otras aventuras demuestra que el triunfo de Jobs y Apple no fue una coincidencia. Él simplemente tenía “el toque”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir