Digital

Las pequeñas empresas carecen de tiempo y dinero para hacer un marketing digital efectivo

Las pequeñas empresas carecen de tiempo y dinero para hacer un marketing digital efectivoLos propietarios de las pequeñas empresas son un grupo diverso de personas entre los que se encuentran más mujeres, inmigrantes y jóvenes que en las grandes corporaciones, pero que entre casi todos tienen algo en común: su nivel de experiencia de marketing y know-how tecnológico deja bastante que desear.

Es evidente que el marketing es algo importante para las pequeñas empresas. Según un estudio realizado en mayo de 2012 por Constant Contact, el principal motivo que quita el sueño a los anunciantes, al 76% de los encuestados, es averiguar cómo atraer nuevos clientes.

Mientras medios tradicionales como el correo directo siguen teniendo un rol muy importante en las estrategias de las pequeñas empresas. El gasto digital está cobrando importancia. Los datos de BIA/Kelsey revelan que las pequeñas y medianas empresas en Estados Unidos han dedicado de media un 29% de sus presupuestos de marketing a los medios digitales. Un gasto que se dedica principalmente a Facebook y banners online.

Pero la elección de canales puede responder más a una cuestión de comodidad que a un estudio sistemático del retorno de la inversión, ya que los pequeños empresarios no suelen ser expertos digitales. Tampoco resulta sorprendente en este sentido que el 26,9% de los encuestados asegurara que el email era el medio al que han dedicado el mayor share de su presupuesto publicitario.

Por otro lado, a pesar de que la tendencia nos llevaría a pensar que la mayoría de las empresas ya tienen página web, lo cierto es que tres de cada diez pequeñas empresas no tiene una página propia. Además, la situación económica actual ha llevado a muchas pequeñas empresas a apostar por las redes sociales, pero con una concepción errónea de ellas: “las redes sociales son gratuitas”, cuando en realidad requieren mucho dinero, energía y tiempo.

A pesar de los presupuestos apretados, los pequeños empresarios estarían más dispuestos a aumentar sus presupuestos si el marketing funcionara, pero no lo hace. De hecho los pequeños empresarios se quejan de que las compañías no se acercan a ellas de forma efectiva ni hacen el esfuerzo por entender su negocio, según los datos que publica eMarketer.

En cuanto a la compra, los empresarios también miran hacia los presupuestos institucionales. “Cuando gastan dinero en sus empresas, es como sacar dinero de su propio bolsillo”, explicó Mark Schmulen de Constant Contact. Por eso, es crucial convencer a las pequeñas empresas de que un producto o servicio no es sólo bueno en el sentido abstracto, sino para el negocio específico de una persona.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir