líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las Project Glass de Google son muy "cool", pero ¿qué hay de la privacidad?

Redacción

Escrito por Redacción

Parecen sacadas de una película de ciencia ficción, pero no, son un proyecto de la más avanzada tecnología. Las nuevas Project Glass de Google consisten en llevar un teléfono en la cabeza. Sí, como leen. El último smartphone incorporado a usted para que pueda manejarlo con la vista… pero, ¿no debería preocuparse en las potenciales consecuencias sobre la privacidad de, digámoslo así, su cabeza y lo que ocurre en ella?

1. Tecnología “Eye-Tracking”: Las Project Glass de Google probablemente utilicen algún tipo de sistema de seguimiento ocular para averiguar lo que está viendo en la pantalla, para controlar e incluso para desbloquear el dispositivo. La tecnología Eye-Tracking ha existido durante mucho tiempo y se utiliza regularmente en todo tipo de experimentos, pero el temor actual es que Google podría rastrear todo lo que está “comiendo” con los ojos y deducir en lo que usted está interesado. Podrían ver qué tipo de chicas le gustan…  ¡Sabrían cosas sobre nosotros que ni siquiera conocemos!

2. Publicidad agresiva: este temor se basa en la idea de que con las gafas a cuestas, será constantemente informado de las novedades de Google. Los anuncios aquí se basan en alertarle de cuando está cerca de alguna oferta especial. Esto ya sucede en los dispositivos móviles pero la gente no toleraría el tener que soportar anuncios que parpadeen en frente de su cara… Sin embargo, cualquier anuncio tendría que estar en la periferia de su visión, y sufrirá los efectos de los problemas de la publicidad móvil fija en una pantalla real.

3. Omnisciente:  Un teléfono atado a un lado de su cabeza con una cámara sabría más sobre usted que lo que actualmente su smartphone sabe, pero tampoco mucho más. Google ya acumula montones de datos sobre su persona, haciendo dinero con los anuncios orientados a usted e incluso yendo tan lejos como para personalizar los resultados de búsqueda de noticias a sus prejuicios políticos. Pero esto puede acabar aquí, ya que los usuarios de teléfonos inteligentes son los más activos en la protección de su intimidad.

4.’Fraping’: La idea de ser capaz de ver un perfil en Facebook flotando sobre su cabeza… genial y a la vez terrible, ¿verdad?

5. ‘Factoring Nerd’: ¿son esas gafas lo suficientemente cool para que la gente las lleve todos los días? Parece que sí, ya que lo que esté ligado a la tecnología le hace parecer más interesante. Aunque, ¿podrá Google convencer a todo el mundo a que las lleve diariamente? No estamos tan seguros.

6. El pacto social: la situación de las gafas se reduce en lo que queramos compartir. Por eso, Google, Facebook y otras redes sociales tratarán de mantener su confianza, intentándole convencer para que cada vez más comparta fotos… así que continuarán erosionando su privacidad.

 

 

 

Entre el 10% y el 15% de las interacciones sociales con marcas serán falsas en 2014AnteriorSigueinte¿Se está tirando el dinero a la basura para conseguir clics móviles?

Contenido patrocinado