Digital

Las redes sociales todavía no ayudan al e-commerce, según IBM

Black-Friday-SaleEl año pasado, IBM lanzó un jarro de agua fría a la publicidad social cuando declaró que sus páginas en redes sociales como Twitter y Facebook no habían tenido impacto prácticamente en las ventas online del Black Friday.

Este año, las cosas no han ido mucho mejor.

En el seguimiento del tráfico y las ventas en unas 800 páginas de e-commerce, IBM apunta a que se encontró con que sólo el 1% de las visitas en estas páginas de e-commerce de esta semana provenían de las redes sociales, según declaró Jay Henderson, director de estrategia de IBM. Además, añadió que una vez más, sólo un 1% de los pedidos en general, son realizados por personas que llegan a la página de e-commerce directamente desde una red social.

A principios de semana, Henderson declaró que no creía que "la conclusión sea que lo social no es importante. Pero de momento no ha probado su efectividad en conducir el tráfico a la página haciendo que la gente compre".

De momento, IBM no está sacando el porcentaje exacto de las ventas online atribuido a las redes sociales como lo hizo el año pasado (cuando se dijo que las redes sociales apenas representaron el 0,34% de las ventas online del Black Friday), porque dice que los números no son muy diferentes.

"Como no ha habido un cambio significativo, no consideramos que la tendencia fuera interesante", declaró una portavoz de IBM.

Pero la verdad, es que hay varios puntos a tener en cuenta:

Por un lado, IBM está siguiendo las referencias de las redes sociales mediante el conocido como 'last-click', significando que el comprador que tiene que navegar directamente desde una red social a una página de e-commerce, sin hacer otras visitas a otras páginas entre medias, para que así la red social cuente como referente.

Así que por ejemplo, si una persona ve un anuncio en Facebook para una venta e-commerce, pero antes va a Google a buscar algo, Facebook se queda sin el crédito de la venta.

Por otro lado, los anunciantes siguen invirtiendo dinero en Facebook con fines de marketing directo. Por ello, deberíamos pensar que los anunciantes podrían dejar de gastar dinero si no estuvieran viendo un retorno, pero de momento no lo han hecho.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir