Digital

Las "tiendas-experiencia" surgen con fuerza para plantar cara al e-commerce

Las "tiendas-experiencia" surgen con fuerza para plantar cara al e-commerceHay poco tiempo para comprar, por ello se tiende cada vez más al e-commerce, que además en muchas ocasiones ofrece más variedad y mejores precios. Por eso, mientras la tendencia de comprar en tiendas online va en aumento, también lo hacen las ideas curiosas de tiendas físicas para mantener a sus clientes.

Las estrategias para evitar fugas de clientes a internet son muy variadas, pero hay dos factores decisivos: el valor añadido y la atmósfera. Las tiendas físicas buscan nuevas formas para atraer clientes y la creciente competencia digital agudiza la imaginación e ingenio de los comerciantes que crean tiendas que ofrecen al cliente verdaderas experiencias.

Un buen ejemplo es una tienda de ropa situada en Berlín 14 Oz., un establecimiento en el que el espacio ya impresiona con sus techos de siete metros de altura y donde la ropa se presenta en las estanterías de la biblioteca de un palacio vienés. Además hay un pequeño bar en el que se puede beber una copa de champán. Todo en esta impresionante tienda invita a tomarse tiempo para realizar las compras en este ambiente tan señorial y elegante.

La cadena de ropa estadounidense Hollister apuesta por los torsos desnudos de jóvenes dotados de un físico agraciado para hacer competencia al creciente e-commerce, una tendencia que mueve mucho dinero y arrastra a cada vez más gente.

En Madrid dos librerías son el perfecto ejemplo para mostrar cómo han cambiado los tiempos: la librería situada en el céntrico barrio de Malasaña Tipos Infames nos permite degustar un vino de su carta mientras escogemos qué libro vamos a adquirir, además organizan catas tanto privadas como abiertas. La librería especializada en cine Ocho y Medio, situada cerca de la Plaza de España, además de ofrecernos todo tipo de libros y artículos relacionados con el séptimo arte, nos ofrece la posibilidad de tomar un café, asistir a proyecciones, monólogos de actores e incluso conciertos.

Otra “tienda-experiencia” sería la juguetería situada en la ciudad alemana de Münster llamada Mukk, en esta tienda para niños no sólo se pueden probar todos los juguetes antes de adquirirlos, también se puede acudir a cursos de canto, actuación, etc. para niños y por las tardes la juguetería hace las veces de niñera.

Si estas tiendas van a conseguir frenar la desaparición paulatina del comercio físico está aún por ver, pero lo que está claro es que los clientes no quieren abandonar estos comercios tan especiales que marcan cómo va a ser el futuro de las compras.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir