Digital

Las vergüenzas del e-commerce, al descubierto: bueno, bonito, barato y ¿brutal?

La historia de la tienda online Zalando es la historia de un éxito fulgurante. Fundada en Alemania en el año 2008, este portal de e-commerce especializado en la venta de zapatos y ropa ha logrado extender sus tentáculos en apenas cuatro años a otros 10 países: Austria, Francia, Holanda, Suiza, Italia, Reino Unido, Bélgica, Suecia y España. Sin embargo, en Zalando no es oro todo lo que reluce. Gnadenlos billig (Barato sin piedad), un reportaje emitido recientemente por la televisión pública alemana ZDF, se encarga de poner al descubierto las vergüenzas de la compañía de comercio electrónico.

El reportaje de la ZDF, en el que un periodista de la cadena de televisión logra introducirse con cámara oculta en el centro de logística de Zalando en Berlín, revela las deplorables condiciones laborales de los trabajadores de la empresa de e-commerce. Los empleados de almacén de Zalando tienen, por ejemplo, totalmente prohibido sentarse. Deben permanecer de pie durante siete horas y media. Además, los varios centenares de trabajadores del centro de logística de Zalando en Berlín tienen a su disposición tan sólo un baño, que además ni siquiera está limpio.

Zalando busca habitualmente a su personal de almacén a través de empresas de trabajo temporal. Para indagar en la contratación de empleados a través de este tipo de compañías, un periodista de la ZDF acude de incógnito a empresa de trabajo temporal y logra un contrato como mozo de almacén en la central de logística de Zalando en Berlín. Su salario es de 7,01 euros a la hora. Con estas cifras en la mano, su sueldo apenas llega a los 1.100 euros brutos al mes. La mayor parte de mozos de almacén del centro de logística de Zalando en Berlín son polacos. Viajan diariamente desde su país de origen a la capital alemana en coches en los que van hasta cinco personas, explica el periodista infiltrado de la ZDF, que trabajó de incógnito en Zalando durante tres días.

El centro de logística de Zalando en Berlín está controlado por la empresa holandesa Docdata, que se encarga de exprimir al máximo la rentabilidad de los empleados, quienes están obligados a preparar al menos 45 pedidos a la hora. De los 1.000 empleados con que cuenta el centro de logística de Zalando en la capital alemana, una tercera parte son trabajadores temporales. Y algunos de ellos ni siquiera cobran. Es el caso de Markus, de 33 años, que trabajó durante 6 días de manera gratuita para Zalando como parte de unas prácticas y que finalmente no fue contratado. La empresa volvió a contactar con él, pero no para ofrecerle un contrato, sino para ofrecerle unas nuevas prácticas.

Estas prácticas son, sin embargo, completamente legales. Los trabajadores que acceden a ellas son desempleados que siguen cobrando el subsidio de desempleo durante las prácticas gratuitas. Una fórmula que se revela extremadamente rentable para Zalando. Un trabajador de la web de e-commerce asegura ante las cámaras de la ZDF que los almacenes de la compañía cuentan cada semana con al menos diez trabajadores en prácticas. Y Zalando no es la única empresa que recurre a este ventajoso vacío legal. La filial alemana de Amazon contrata también a trabajadores en prácticas sin sueldo durante el periodo de Navidad.

Zalando, que no quiso hacer declaraciones oficiales para el reportaje de la ZDF, sí quiso pronunciarse, en cambio, sobre el mismo tras su emisión. En un comunicado publicado en su web corporativa, Zalando entona el “mea culpa” y admite que responsabilidad sobre las condiciones laborales de los trabajadores de su centro de logística en Berlín, aunque subraya que el personal y los procesos de este centro corren a cargo en su mayor parte de su socio Docdata, al que se compromete a vigilar más de cerca en el futuro.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir