Digital

Los Angry Birds se enfrentan a su peor enemigo: falta de interés en la marca y caída en los beneficios

angry birdsAngry Birds se enfrenta a un nuevo y temible enemigo. La empresa fabricante de juegos para móviles Rovio ha informado de una caída en su beneficio operativo del 73% como consecuencia de un descenso en su negocio de licencias lo que pone de manifiesto que la popular marca Angry Birds está perdiendo su atractivo.

Nos encontramos ante un negocio de productos de consumo que cae en el que se incluyen juguetes, ropa o licencias de marcas. Un nuevo quebradero de cabeza para la compañía finlandesa que no ha conseguido repetir el gran éxito logrado en 2009 tras el lanzamiento del popular Angry Birds.

Lo cierto es que el mercado de los juegos para móviles es un terreno bastante arriesgado. En este, no existe prácticamente ningún tipo de lealtad a la marca por parte de los consumidores lo que significa que una vez decae el interés de los consumidores por un determinado juego, la empresa desarrolladora del mismo puede verse en serios problemas sino consigue repetir el éxito.

A esto hay que sumar la viralidad impredecible de las apps: puede convertirse en el fenómeno del año de la noche a la mañana y desaparecer al poco tiempo tan rápido como ascendió.

Rovio está viviendo en estos momentos esta situación. La empresa finlandesa ha señalado que su beneficio operativo se redujo en 2014 hasta los 10.700 millones de dólares frente los 39.100 millones de dólares de 2013 y la impresionante cifra de 82.300 millones de dólares en 2012.

A lo largo del pasado año, sus ventas totales cayeron un 9% hasta los 169.600 millones de dólares. Los ingresos procedentes de los juegos móviles, sin embargo, experimentaron un aumento del 16% hasta los 118.500 millones de dólares gracias a nuevos lanzamientos como Jolly Jam o Angry Birds Stella Pop.

“Las ventas de productos de consumo no se han movido de acuerdo a las expectativas y seguramente no estemos satisfechos con los resultados de nuestro negocio de licencias” ha señalado Pekka Ranatala, CEO de la compañía a través de un comunicado.

La ambición de la compañía pasa por convertirse en una marca de entretenimiento con la expansión de Angry Birds a otras plataformas como es el caso de la televisión mediante la creación de una serie o juegos con finalidades educativas. Además, se está trabajando en una película cuyo lanzamiento está previsto para 2016.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir