Digital

LOS BLOGGEROS SE DIVIDEN ANTE LA CREACIÓN DE UN CÓDIGO DE CONDUCTA PARA SUS BITÁCORAS

¿Censura o simplemente un código de buenas formas? Ésta es la disyuntiva que se plantea ante el anuncio de la creación de un código de conducta que autorregule la actividad de los bloggueros. La idea surgió del gurú Tim O’Reilly, fundador de la editorial que lleva su nombre y autor del término ‘Web 2.0, y del creador de la visitada Wikipedia, Jimmy Wales, después de que su compañera Kathy Sierra hiciera público el acoso al que le sometieron algunos lectores a través de los comentarios de su blog, con bromas de mal gusto e incluso amenazas de muerte.

El manifiesto establece siete normas aparentemente obvias, sin una estructura demasiado definida, en las que sugiere a los propietarios de este tipo de páginas controlar más la participación de sus lectores (obligándoles a registrarse, filtrando sus comentarios…), cambiar la manera de gestionar los posibles conflictos o seguir cierta política de autocontrol a la hora de expresarse. Así enunciados como “Hazte responsable de los comentarios en tu blog” o “No digas nada en la red que no dirías en persona” conforman este Código de Conducta Blogger, que también propone un wiki para que cualquier persona pueda modificarlos.

Ante todo esto, algunos claman en sus bitácoras la necesidad de estos flexibles ‘mandamientos’ que aseguren el respeto y la buena educación. Enrique Dans, experto en nuevas tecnologías, recalca por ejemplo su opinión favorable bajo un post titulado Los límites de la mala educación: “Me parece muy, pero que muy recomendable tomar una actitud proactiva y de apoyo”. Sin embargo, no todos piensan lo mismo. Tal y como recoge El País, en Mangas Verdes, Manuel M. Almeida reclama que aunque la mayor parte de los puntos no son de difícil cumplimiento, abogar por que los bloggers sean responsables de los comentarios vertidos en su bitácora supondría un grave paso atrás en la lucha por las libertades de la red. “Si realmente apostamos por una blogosfera libre, consecuente, dialogante y madura, la verdadera misión es apostar decididamente por los blogs y no restringirlos por el mal uso que algunos puedan hacer de los mismo”, resume.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir