Digital

LOS BLOGS SE CONVIERTEN EN EL ARMA DE LOS DISIDENTES CHINOS

Internet nos hace más libres o así lo ven los chinos que usan la red para denunciar la censura informativa a la que el régimen comunista los tiene sometidos. Ni la diversidad cultural correspondiente a sus 1.300 millones de habitantes, ni la presión internacional por la celebración de los Juegos Olímpicos parece hacer mella en las férreas normas del gobierno.

En China sólo existe una agencia de noticias, que resulta ser estatal y de la cual se nutren el resto de los medios, que carecen de potestad para enviar corresponsales tanto al exterior como al interior del propio país. Y toda la información enviada desde el extranjero es, por supuesto, filtrada por la agencia.

Internet es un caso mucho más complicado de controlar por el ingente volumen de información que maneja. Aun así, el gobierno chino tiene sus propios organismos de control, dentro del Ministerio de Seguridad Pública hay una Oficina de Vigilancia y Seguridad de las Informaciones por Internet y un Registro de Informaciones Ilegales e Inconvenientes por Internet.

Pero con 163 millones de internautas, alguien se les tenía que escapar. Y esas voces disidentes encuentran refugio en los blogs, en los que denuncian la falta de libertad de expresión a la que están sometidos. Reporteros Sin Fronteras también se ha denunciado este problema.

Por su parte, los opositores al régimen deberán tener cuidado, ya que el aparato estatal arremete duramente contra ellos. Li Hong fue condenado a seis años de cárcel y el periodista Hu Jia a arresto domiciliario indefinido por expresar sus opiniones.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir