líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los británicos, dispuestos a pagar un suplemento por contenidos digitales; los norteamericanos a pagar suscripciones

Según un estudio realizado por WorldPay, los consumidores británicos gastan mucho más en contenidos digitales que los estadounidenses. Parece que los británicos tienen mucha mayor predisposición a gastar dinero en productos digitales como software, películas, juegos o aplicaciones.

La explicación a este cambio de actitud entre ambas sociedades tiene mucho que ver con la tradición digital de cada cultura. Los consumidores británicos están mucho más familiarizados con un modelo de contenidos gratuito de alta calidad, gracias a servicios como los ofrecidos por la BBC. Gracias a la alta calidad de los contenidos digitales gratuitos, la mayoría de los británicos piensan que los servicios gratuitos tienen el mismo valor que los de pago.

Parece sorprendente que a pesar de disponer de servicios de calidad gratuitos sean los británicos los que mayor predisposición muestren a pagar por contenidos. La razón es sencilla: no están acostumbrados a pagar suscripciones, por lo que prefieren pagar recargas para adquirir contenidos digitales.

Los consumidores norteamericanos en cambio son más dados a suscribirse a servicios obteniendo «tarifas planas» por contenidos, esta situación hace que no estén acostumbrados a pagar por contenidos sueltos.

Estos dos ejemplos muestran dos modelos de pago digital muy diferenciados con sus partes negativas y positivas cada uno de ellos. Las suscripciones significan una cantidad asegurada para los oferentes de contenidos digitales, pero las recargas por contenido reportan más dinero de manera esporádica.

 

¡Atención "marketero"! 8 consejos sobre lo que NO hacer en su estrategia de marketing en las redes socialesAnteriorSigueinteLos más jóvenes utilizan los smartphones para ver vídeos, los "maduritos" para leer

Noticias recomendadas