Digital

El peligro para los menores aumenta en verano cuando más tiempo pasan solos en casa

Los cinco grandes miedos de los padres sobre el uso de internet en menores

Los padres guardan ciertas inquietudes y miedos ante los peligros que se esconden en la web y frente al creciente uso de Internet en menores, que pasan de media 5 horas frente a la pantalla al día

niños-internet

Con la llegada del verano, es común que muchos niños y menores permanezcan largas jornadas totalmente solos en casa debido a sus vacaciones. Actualmente, además, la presencia de dispositivos como smartphones, tabletas, videoconsolas y demás aparatos electrónicas es cada vez mayor en los hogares, y en muchas ocasiones constituye su única compañía.

Los más pequeños pasan a lo largo del año unas 5 horas de media frente a una pantalla, según la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación. Además, este tiempo aumenta en la época estival al estar liberados de ir al colegio y de los deberes.

No se trata, sin embargo, de una situación ajena al desconocimiento paterno. La preocupación de los padres sobre el comportamiento en internet de sus hijos curiosamente va en aumento conforme el niño crece también. De hecho, el estudio ‘Menores e Internet: la asignatura pendiente de los padres españoles’ elaborado por Qustodio, revela que el grado de preocupación parental alcanza su máximo nivel cuando los niños tienen entre 9 y 14 años.

niños-internet

Qustodio, plataforma de seguridad y bienestar digital para familias, ha querido asesorar las dudas más frecuentes que generalmente originan la preocupación de los padres a este respecto. Para ello han analizado los 5 miedos más comunes de los padres españoles sobre el uso de internet que hacen sus hijos:

1. Hablar con desconocidos. A partir de los 12 años es cada vez más frecuente que los niños entablen conversación con otras personas a través de redes sociales, plataformas de mensajería instantánea e incluso videojuegos en línea. Suelen tratarse de amigos de clase o de las actividades extraescolares, pero según el Ministerio del Interior al menos un tercio de sus contactos son completos desconocidos. Debido a ello, muchos padres tienen la preocupación por saber quién se encuentra al otro lado de la pantalla realmente, y qué intención puede tener.

2. Pornografía. En condiciones normales, el consumo pornográfico online comienza, de media, a los 14 años. Sin embargo, se han dado casos, y con más asiduidad cada vez, donde el primer contacto comienza a los 8 años, según advierte un estudio de la Red Jóvenes e Inclusión Social y la Universitat de les Illes Balears. Sin embargo, este contacto en muchas ocasiones no es consciente o intencional, ya que abundan en internet los banners y pop-ups que contienen este tipo de reclamo en videojuegos o reproductores online.

3. Contenidos violentos. Las escenas reales de violencia en muchas ocasiones no permanecen en los recovecos más profundos de internet. Muchas veces surgen con suma facilidad y sin ningún tipo de control, llegando hasta las redes sociales al alcance de los niños.

4. Apuestas. El juego online en España está prohibido para los menores de edad. Pese a ello, un 20% de los jugadores ya apostaba previamente a cumplir la mayoría de edad, según un informe de la Universitat Oberta de Catalunya. Y no sólo se trata de los medios usuales como los casinos y las apuestas deportivas. Por esto, la Dirección General de Ordenación del Juego ha advertido que las cajas de botín, mecanismo utilizado por muchos videojuegos online para vender recompensas aleatorias, pueden ser consideradas como apuestas online.

5. Retos virales. Las antiguas cadenas de mails que contenían bromas y amenazas hoy en día han adoptado otros formatos, como los peligrosos retos virales que, publicados en redes sociales, pueden inducir a la autolesión o el suicidio de los menores de edad. El famoso reto de la “Ballena Azul”, por ejemplo, puede resultar absurdo para un adulto, pero son muy peligrosas para los niños, ya que son mucho más influenciables.

“Los niños no son tan conscientes como los adultos respecto al uso que hacen de internet, lo que puede llevarlos a situaciones desagradables o incluso de peligro”, destaca María Guerrero, psicóloga experta Qustodio. “En estos días de tanto tiempo libre no sirve de nada prohibirles el acceso a internet”, continúa, “por lo que hablar con ellos sobre estos posibles peligros, educarlos y prever las amenazas con herramientas de gestión y control como Qustodio son los mejores caminos para que los niños hagan un buen uso de sus dispositivos”.

Te recomendamos

Living Marketing

EVO Banco

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir