Digital

Los coches autónomos de Google tendrán volante y pedales... por ahora

coche google Google ha estado trabajando duro desarrollando los coches de “auto-conducción”, pero parece que la empresa tendrá que esperar antes de incorporar realmente el software al asiento del conductor, pues el Departamento de Vehículos de Motor de California (DMV) ha emitido una nueva normativa que señala que el conductor debe tener la posibilidad de tomar “el control físico inmediato” del vehículo en la vía en caso de ser necesario.

Así, los prototipos de los automóviles impulsados por el gigante de las búsquedas en internet incluirán volante y sistema de freno de pedales, al menos por ahora.

Google reveló en mayo su propio modelo de coche construido desde cero, uno pequeño de dos plazas con un exterior frontal que se asemeja a una cara sonriente de dibujos animados. El vehículo fue perdiendo notablemente los controles físicos del conductor, en favor de los botones que controlan el software.

La compañía dijo que cumpliría con las regulaciones del estado, que entrarán en vigor a mediados de septiembre. “Durante nuestras pruebas estamos equipando los vehículos con controles manuales, tales como un volante, pedal de freno y el pedal del acelerador”, dijo un portavoz de Google. “Con estas adiciones, nuestros conductores de seguridad pueden probar todas las funciones de los coches autónomos al tener la capacidad de tomar el control del vehículo en caso de necesidad”.

Las pruebas en las carreteras privadas comenzarán el próximo mes en prototipos que incluirán un volante y pedales. Se espera que el DMV de California emita otro reglamento a finales de este año que permita a los fabricantes solicitar permisos para que los coches sin conductor -ni volantes, frenos o aceleradores- en la vía pública.

La iniciativa del vehículo autónomo de Google, en la que ha estado trabajando desde 2010, es sólo una entre todos los proyectos de Google.  Algunos vienen de la división experimental de la compañía, llamada Google X, que incluyen el dispositivo Google Glass, y un proyecto llamado Loon, que pretende acercar el Wi-Fi a las regiones que no están conectadas a través de globos de gran altitud.

Cuando Sergey Brin, cofundador de Google, dio a conocer los prototipos en mayo dijo que el objetivo del proyecto es que en unos años los coches autónomos sean “significativamente” más seguros que los coches conducidos por humanos. Los coches sólo operan a velocidades de 25 millas por hora. Brin dijo en ese momento que el vehículo no se había estrellado en absoluto durante la prueba.

El DMV de California también establece otras normas para los vehículos sin conductor. Ron Medford, director de seguridad de proyecto de coche de Google, le pidió al departamento probar otros tipos de vehículos, como motocicletas y camiones, pero el departamento se negó alegando que primero tomarían “pequeños pasos de bebé” con la aplicación de este tipo de tecnología.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir