Digital

Los coches, el nuevo "patio de recreo" de los hackers: es posible manipular los frenos de un Corvette por SMS

corvetteA medida que los automóviles ganan en inteligencia y se parecen cada vez más a los ordenadores, los vehículos de cuatro ruedas se están convirtiendo en el codiciado objeto de deseo de los hackers. Que se lo digan si no a un grupo de investigadores de la Universidad de California, que ni cortos ni perezosos se las han ingeniado para manipular los frenos y los limpiaparabrisas de un Chevrolet Corvette por SMS.

Los investigadores consiguieron tamaña “hazaña” aprovechando la presencia en el coche de un dispositivo estándar que se utiliza para el seguimiento remoto de lo flotas de automóviles y camiones.

Este dispositivo, que está conectado al sistema informático que hay en las entrañas del coche, puede enviar y recibir mensajes SMS. De esta forma, los investigadores pudieron enviar SMS con comandos específicos al dispositivo para lograr manipular los frenos y los limpiaparabrisas del Corvette.

Este hallazgo, que seguro que a más de uno y a más de una logra ponerle los pelos de punta, ha sido hecho público recientemente en la conferencia de expertos en seguridad informática Usenix.

Eso sí, y por si hay alguien le sirve para calmar los nervios, los investigadores afirman que no llegan a un tener un control total sobre el automóvil y que hay manipulaciones que sólo son posibles en determinadas condiciones (los frentes del coche sólo pudieron ser anulados, por ejemplo, cuando el Corvette iba a poca velocidad).

Antes de hacer público este peligroso agujero de seguridad, los investigadores se pusieron en contacto con Mobile Devices, el fabricante del dispositivo OBD2, el responsable de las “flaquezas” informáticas del Corvette, y la compañía ha lanzado ya una actualización que solventa el problema.

Aun así, sigue habiendo muchos vehículos con dispositivos OBD2 que no cuentan todavía con esa actualización, por lo que el peligro potencial es enorme. A ello se une que, más allá de Mobile Devices, el fabricante afectado, hay otras muchas compañías que producen dispositivos similares al OBD2 y que podrían estar en estos momentos en riesgo.

A juicio de los investigadores, es vital que los fabricantes de coches comiencen a pensar en sus productos como ordenadores sobre ruedas y que hagan en este sentido todos los esfuerzos posibles para preservar su seguridad digital. De lo contrario, los coches tienen todas las papeletas para convertirse en el nuevo “patio de recreo” de los hackers.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir