Digital

Google investiga el funcionamiento del cerebro humano para aumentar la seguridad de la AI

Los errores humanos, la vacuna con la que Google quiere inmunizar la inteligencia artificial

vacunaLa inteligencia artificial es una de las tecnologías más prometedoras del momento. Sus posibilidades son enormes en numerosos campos que van desde la medicina, hasta la movilidad, el entretenimiento y, por supuesto, la publicidad.

Sin embargo, a pesar de los pasos agigantados a los que avanza, todavía queda mucho trabajo hasta conseguir que su funcionamiento sea realmente preciso y seguro, sobre todo cuando se aplica a ámbitos como la automoción.

Para conseguir que los coches autónomos sean un medio de transporte masivo, es necesario primero solventar ciertas carencias que todavía presenta la tecnología.

Es por ello que Google se encuentra en pleno proceso de investigación para conseguir mecanismos de detección en las máquinas, similares a los que poseen los humanos.

Así, un humano es capaz de reconocer un fotomontaje sin mucho esfuerzo, algo que la AI no siempre es capaz de hacer.

En esta investigación se señala que “los métodos utilizados para engañar a la AI a la hora de clasificar erróneamente una imagen, no funcionan en el cerebro humano” y, por lo tanto, esta información puede ser utilizada para aumentar la resiliencia de las redes neuronales.

Para arreglar este problema, Google está tratando de averiguar por qué los humanos son resistentes ciertas formas de manipulación, así como qué es lo que consigue engañar a las personas con las imágenes.

“Si supiésemos exactamente que el cerebro humano puede resistir ciertos ejemplos contradictorios, podría servir de prueba para un mecanismo similar en la seguridad del machine learning”, rezan los documentos de la investigación.

Algo que resulta clave para garantizar la seguridad en la movilidad teniendo en cuenta que este mismo 2018 los coches autónomos ya comenzarán a rodar por las calles.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir