líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los expertos dudan sobre el potencial del vídeo en streaming para las marcas

La corporación de tiendas Sears Holdings y la cadena de restaurantes Pizza Hut están empezando a desarrollar servicios de vídeo en streaming en un intento más de adentrarse en el espacio de entretenimiento descargable cada vez más lucrativo para marcas como Netflix o Hulu. Pero a pesar de todo este entusiasmo, lo cierto es que para muchas marcas va a ser difícil llegar a los consumidores o crear una fuente de ingresos a través de estos contenidos.

Según la presidenta de productos electrónicos de Sears Holdings, Karen Austin, “a medida que los consumidores se mueven de lo físico a lo digital para su entretenimiento, queremos asegurarnos de estar alineados con las necesidades de nuestros consumidores. Por lo que creímos que era muy importante ofrecer esa capacidad en nuestros distintos dispositivos”. Sears y Kmart utilizarán el servicio de descargas Alphaline Entertainment como un dispositivo promocional para conseguir tráfico a la vez que recompensan a sus clientes. “Así podrán conseguir esas películas al 50% o comprar este televisor y conseguir una película gratis”.

En cambio, para el analista de Frost & Sullivan Dan Rayburn, es difícil que los recién llegados al vídeo en streaming logren disfrutar del éxito que han tenido compañías como Netflix. “No hay prácticamente dinero que ganar para alguien como Sears porque no es el propietario de los contenidos. El propietario de los contenidos será el que se lleve el mayor porcentaje de los beneficios por lo que no tiene ningún sentido para él entrar en este negocio”. Rayburn tampoco cree que Sears Holdings logre sacar provecho de Alphaline porque “no creo que ningún consumidor que entre en una tienda diga ‘bueno, compraré este televisor 800 dólares más caro que el otro porque viene con una película gratis”.

Por otro lado, Pizza Hut se ha asociado con el servicio In Demand para lanzar su página “Entertainment Hut” en enero, un servicio que anima a que los consumidores que hagan un pedido online a comprar una de las 17 películas disponibles cada semana. Además, mientras esperan a que llegue la pizza pueden ver los trailers de las películas. En la página también hay un juego de preguntas sobre cine y una herramienta para planear fiestas algo que, según Roger Berdusco, presidente de la agencia digital de Pizza Hut, Triad Retail Media, sirve para añadir valor a los pedidos de los consumidores.

En el caso de Walmart, según Rayburn, la idea al lanzar el servicio de vídeo en streaming fue diferente. “Salieron y adquirieron su propia plataforma y tecnología al comprar Vudu. Pero, aún así, no hay prácticamente ningún dinero que ganar”.

 

Correos patrocinador oficial de Expo E-Commerce 2011AnteriorSigueinteLa publicidad online influye en las decisiones de compra del 71% de los consumidores

Noticias recomendadas