Digital

Los libros electrónicos resisten bien los embistes de las tabletas

Los libros electrónicos resisten bien los embistes de las tabletasMás de uno de cada 10 lectores de libros se han pasado a la lectura digital, pero, aunque parecía que las tabletas iban a desplazar a los libros electrónicos, estos últimos han seguido creciendo en 2012.

eMarketer estima que cerca de 50 millones de estadounidenses consumieron libros electrónicos por lo menos una vez al mes en 2012. Este año, las predicciones son muy ambiciosas, ya que se espera que el número de usuarios aumente de un 10,1% a un 21,8%, lo que supondría el 16,8% de la población total.

En estos porcentajes, también se han incluido a los usuarios que consumen productos como el Kindle de Amazon y el Kindle Paperwhite, que este año también han copado las listas de regalos navideños.

En cuanto al perfil de los lectores de libros electrónicos, la mayor parte son adultos de edades bastante avanzadas, ya que, por ejemplo, el 57,2% del total de usuarios ronda los 45 años. Además la tendencia se mantiene estable, y cambiará muy poco en los próximos años. Sin embargo, parece que en 2013, el grupo de edad que más crecerá será el de niños menores de 12 años; esto se explica porque un mínimo crecimiento en este grupo, ahora casi inexistente, supone un gran aumento del porcentaje de penetración. Aun así, en 2014 los adultos mayores de 45 años liderarán de nuevo el ranking de crecimiento convirtiéndose en el 60,1% de los usuarios en 2016.

Otra investigación, la Pew Internet & American Life Project encontró que en noviembre de 2012, la propiedad de ebooks alcanzó el 19% de los consumidores mayores de 16 años. Esta cifra es ligeramente superior a la cifra de penetración de eMarketer del 15,4%. Además podemos compararla con el 25% de usuarios que poseen una tableta.

En el estudio de Pew se observa que el 30% de los encuestados habían leído al menos un libro electrónico durante el último año, mientras que el 89% dijo que había leído al menos un libro en versión impresa.

Los que auguraron el final de los libros impresos se equivocaron; habrá que ver qué ocurre con la lucha entre los libros electrónicos y las tabletas.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir