Digital

Los medios digitales favorecen el trato directo con el consumidor

La manera de hacer negocios ha sufrido un “vuelco” total gracias a los medios digitales; ahora las empresas pueden tener un trato directo y real con sus consumidores finales, identificar áreas de oportunidad y conocer de forma cualitativa el alcance de sus campañas de posicionamiento. Los medios digitales han posibilitado la elección entre un gran número de canales, para identificar el más adecuado y obtener una audiencia segmentada con la que se podrán personalizar cada vez más los “mensajes clave”.
La penetración de mercado atrae así a los potenciales clientes en el momento de la verdad, es decir, justo cuando se pone a buscarlo o lo requiera sin necesidad de presionarlo mediante marketing.

Además, el tiempo empleado en la generación de la marca se reduce muchísimo gracias a las nuevas concepciones de comunicación online, como los blogs y las redes sociales, cuya influencia sobre la creación de marca ha aumentado de forma exponencial: un 10% de los blogs producen un 90% de la influencia en nuestros consumidores.
Pero ¡cuidado! A través de los medios digitales no sólo la publicidad y las influencias benignas para su marca llegan al consumidor, sino también las críticas y la información negativa. La marca debe estar preparada para adaptarse a la incertidumbre, las contingencias, las críticas y el bombardeo de información. Se hace necesario para la marca que diga siempre la verdad, ya que, con internet, nunca fue más verdadero lo de “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.

La iniciativa genera un vínculo cercano e importante para sus consumidores finales, ahora la audiencia tiene la posibilidad de hacer algo, de involucrarse en el diseño de algún nuevo producto o solución, cuidando la experiencia después del clic, pero sobre todo, aprovechando al máximo las nuevas tendencias tecnológicas para identificar las molestias que encuentra el consumidor para así poder anticiparse a la queja, generar satisfacción y lograr cumplir su promesa de compra, que es, en definitiva, el fin último del branding.

He aquí un ejemplo de lo que podríamos llamar una "campaña continua en medios digitales", de Gatorade:

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir