líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Digital Marketing

Los niños y el consumo de televisión

Los niños y la televisión, una relación menos turbulenta de lo que parece

Pablo Alonso, director general técnico de AIMC, expone la realidad del consumo de contenidos de los niños de entre 6 y 13 años en la segunda jornada de Aedemo TV 2019.

teleMucho se habla del consumo de contenidos audiovisuales de los millennials e incluso los centennials, pero ¿qué hay de los niños? Al fin y al cabo, estos pequeños de entre 6 y 13 años son los consumidores del futuro y comienzan a adquirir hábitos totalmente distintos a los de las generaciones anteriores.

Conocerlos y anticiparse a ellos es la mejor manera de prepararse para impactarles a la carta. Por ello, Pablo Alonso, director general técnico de AIMC, se ha propuesto mostrar la realidad en la que vive este grupo de usuarios en la segunda jornada de Aedemo TV 2019.

Para ello ha dividido su intervención en dos partes, una de las cuales se ha centrado en los aspectos cualitativos y, la otra, en los cuantitativos.

Con respecto a la primera, destaca el desconocimiento de los niños sobre internet como concepto. Para ellos es sinónimo de Google y eso quiere decir: deberes. Tampoco el término online ni WiFi es algo que sepan definir, aunque saben que es lo que hace que su mundo digital sea posible.

La televisión, por su parte, es para ellos el dispositivo para ver los contenidos y tienen un grado de proximidad y jerarquía con relación a él porque es difícil encontrar el momento para tener el mando.

También desconocen qué es la mensajería instantánea o las redes sociales, aunque sobre el funcionamiento de WhatsApp, Instagram Facebook o Tik Tok pueden hablar largo y tendido.

Lo que sí saben es qué son las aplicaciones y para qué las utilizan e incluso son capaces de describir su logo. También saben lo que son los canales de televisión y las plataformas de pago como Netflix o HBO y saben cuál es el momento en el que tienen que utilizarlas, las ventajas y desventajas, cómo funcionan y qué botón tienen que apretar para ver sus contenidos.

En relación a la publicidad hay una tendencia a que piensen que son solo la de los anuncios de televisión, aunque reconocen verla en otros medios,. Lo curioso es que se acuerdan de qué ven en todos los soportes.

Pero no todos son buenas noticias. Para ellos la publicidad sigue siendo molesta porque interrumpen su experiencia y buscan triquiñuelas para saltárselos. Asimismo, piensan que los cortes son excesivamente largos y estarían dispuestos a ver de 2 a 3 anuncios.

Con respecto a la esfera cuantitativa, los niños españoles de 6 a 13 años pasan 5 horas diarias frente a una pantalla, tiempo que se incrementa los sábados y domingos cuando se alcanzan casi las 7 horas.

Si entendemos que cuando esta frente a una pantalla es tiempo de ocio, el 75% de su tiempo de ocio se invierte delante de la pantalla.

Los niños pasan más tiempo que las niñas (297-265 minutos) frente a ellas y, aunque se mantiene más o menos constante, es una tendencia que desciende a medida que aumenta la edad. Además, utilizan una media de 4 dispositivos que aumentan con la edad.

Con respecto a qué tipo de dispositivos se corresponden estas pantallas, el 39% tiene Tablet, un 27% smartphone y un 34,7% videoconsola.

El televisor es el dispositivo al que más tiempo dedican (39%), seguido del smartphone (20,3%), la tablet (16,2%), el ordenador (12,1%) y la videoconsola (11,5%).

Finalmente, el 8,4% de los niños ve contenidos televisivos por otros dispositivos que no son el televisor, mientras un 58,4% solo los ven en el televisor.

Aramón se acerca a la apertura total de su dominioAnteriorSigueinteGeneración Alpha: así consumen VOD los niños que vienen con una tablet debajo del brazo

Noticias recomendadas