Digital

El 5G, el gran reto de las telcos

Los obstáculos que la industria telco debe superar para que el 5G sea una realidad

A pesar de que el 5G ha comenzado a dar sus primeros pasos en España, las operadoras deberán pisar el acelerador si quieren que la aplicación de esta red sea una realidad en los plazos marcados.

5GLa guerra del 5G ha comenzado y son muchas las compañías que no quieren perder el tren de la revolución tecnológica más importante de la historia. Operadores, fabricantes y tecnológicas ya tienen el ojo puesto en la red que marcará un antes y un después en la industria de las telecomunicaciones, sin embargo, todavía les falta la bala.

Aunque muchos ya anuncian el desembarco inminente del 5G, marcando incluso el año 2020 como el inicio del despliegue de las infraestructuras, lo cierto es que todavía son muchas las lagunas que llevan a pensar que la tecnología que impulsará el internet de las cosas o el coche autónomo, podría retrasarse.

En primer lugar, porque los tiempos marcados por la industria son del todo ajustados, especialmente para aquellos países que apenas han puesto en marcha sus primeras pruebas. Si bien Estados Unidos o China van un paso por delante y el desarrollo de la tecnología podría ser una realidad plena para 2023, en Europa y, concretamente, España, el panorama pinta muy distinto.

Aunque grandes compañías como Telefónica han manifestado su intención de liderar el desarrollo de la infraestructura necesaria para que el 5G sea una realidad, todavía deben resolver ciertas cuestiones a las que, de momento, nadie parece dispuesto a dar respuesta.

Una de las grandes dudas es el elevado coste que requiere desplegar la infraestructura por el territorio y, especialmente, cómo conseguir hacerlo de una manera rentable. Las opciones son desarrollar una infraestructura nueva o utilizar la del 4G y adaptarla a la nueva red, un escenario que no es el ideal a largo plazo pues supondría un parche que permitirá hacer realidad el 5G pero no aprovechar su máximo potencial.

Hasta que esto no se produzca, de nada servirá contar con móviles con 5G como los que ya han lanzado al mercado Huawei o Samsung y a los que este año se sumaran una veintena de fabricantes.

Junto a ello, la mejora de la regulación para el desarrollo de la infraestructura; su expansión en todos los territorios, no solo en las grandes ciudades y, sobre todo, su aplicación real a la vida de las personas son incógnitas que, de momento, siguen en el aire.

El 5G ha despegado en España, de eso no hay duda. La cuestión es si el aterrizaje será o no de emergencia.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir