Digital

LOS PARTIDOS SE VEN SUPERADOS POR TWITTER

La política en Twitter parece poco transparente, desestructurada y caótica, según demuestra un análisis sobre las campañas de los políticos alemanes en Twitter de cara a las próximas elecciones generales de aquel país. Según el análisis de la agencia de comunicación y relaciones públicas PR-COM, no parece que se esté utilizando Twitter de forma estratégica.

Según PR-COM, lo que falta sobre todo es acuerdo y una línea común. Las distintas agrupaciones de los partidos (locales, regionales, federales), actúan por cuenta propia y las principales figuras de cada partido no cuentan con presencia en Twitter. Y cuando tienen, suele ser una cuenta falsa. Muy pocos han seguido el ejemplo de la campaña electoral de Barack Obama en 2008, cuando el político utilizó una cuenta verificada y segura para comunicarse con sus seguidores.

Tampoco está bien optimizada la integración de las actividades en social media en los portales de los partidos. Raras veces se puede acceder a las cuentas de Twitter desde las páginas de los partidos o los candidatos, salvo por el caso de los portales de SPD y CSU. Así, las cuentas reales de políticos en Twitter solo están consiguiendo algunos millares de seguidores; el modelo a seguir, Barack Obama, consiguió reunir a más de dos millones de seguidores.

El director de la consultora de comunicación estratégica PR-COM, Alain Blaes, considera que la política alemana está en una situación comunicativa crítica por lo mal que se está dando Twitter. En su opinión, esta tecnología ejerce una función de introducción de los políticos entre los más jóvenes: “Se está emitiendo señales catastróficas para la generación de jóvenes enfadados con la política. Sea como sea, la presencia de los partidos en Twitter respecto a las próximas elecciones no tiene valor alguno para los ciudadanos”.

El profesor Romy Fröhlich, del Instituto de Ciencias de la Comunicación e Investigación en Medios de la Universidad Ludwig-Maximilian de Munich, sugiere a los partidos que se tomen el tema en serio: “Twittear con un objetivo –y sin que se vuelva penoso y risible- no se puede hacer sin un coste. Se necesita tener un equipo de colaboradores con cierta experiencia para actuar de forma estratégica y continua, incluso más allá de las elecciones”. Según Fröhlich, “si no se está preparado para invertir en social media y se quiere o puede subir al tren con escasos medios, es mejor quedarse al margen”.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir