Digital

Los proveedores de bienes de consumo rápido lo tienen complicado en internet

Los proveedores de bienes de consumo diario todavía no consiguen seguir el ritmo de los otros proveedores. Según informa Acquisa, en el último año ya se compran online uno de cada diez alimentos, bebidas o productos de droguería.

La compra de los llamados bienes de consumo rápido (FMCG) en internet no le llama la atención a muchos consumidores debido a los costes de embalaje y envío. El 60% de los que se prestaron al experimento lo dejó tras sólo un intento. Lo que más se demanda son productos de cuidado corporal o cosméticos. De media, en todos los sectores de gran consumo se gasta un promedio de 27 euros más que en las tiendas al por menor. Por ello, se supone que estas compras son principalmente para tener como provisiones.

Más de la mitad de todos los datos para productos de la categoría cuidado personal en las tiendas online, además, recae en promociones; en la mayoría de los casos se trata de productos que se ofrecen a precios especiales. Las compras de estos precios especiales, por el contrario, sólo asciende a un cuarto de todas ellas, y, con ello, casi 20 puntos porcentuales más pequeño que la de los que compran online.

Los dulces y las bebidas calientes son, en este momento, los únicos bienes “comestibles” que se venden online. Los vendedores de alimentos, sin embargo, casi no encuentran eco. La falta de estímulos sensoriales en el e-commerce hace que la compra en las tiendas, a pesar del gasto de tiempo, parezca aún más atractiva.

De manera análoga a las preferencias de los online shopper, también un gran porcentaje del ingreso online corresponde a los mercados de droguería. Uno de cada cuatro euros gastados en internet para bienes FMCG fluye hacia las cajas de las tiendas respectivas. Bastante bien, en comparación, parten los artículos de consumo animal (16,1% de ingresos), farmacia (10,1%) y el comercio especializado de cosmética (8,9%).

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir