Digital

El futuro de la tecnología es todavía incierto en muchos sectores

Los retos de la digitalización son tema clave para la Unión Europea

Cambios estructurales en los empleos, regulación de mercados o las tributaciones de las grandes empresas digitales son algos de los aspectos esenciales

En todo el mundo se puede ver cómo los cambios tecnológicos son cada vez más frecuentes en la sociedad, revolucionando múltiples aspectos de la vida tal y como la conocíamos hace unos años.

Campos como el de las relaciones sociales, la educación, el medioambiente, el consumo o el empleo, son algunos de los que están experimentando una intensa transformación debido a la evolución continua de la tecnología. Y, junto a todos ellos, se encuentra también el sector de la economía y los retos a los que se está viendo enfrentada como consecuencia de la progresiva digitalización.

Es cierto que la tecnología tiene un gran papel para cambiar la vida de todas las personas, pero también hay un gran riesgo de que sea el factor que ocasione nuevas formas de exclusión social. Un ejemplo de esto podría verse en todos aquellos puestos de trabajo que se vean afectados por la automatización, ya que se producirán cambios estructurales importantes en los mercados laborales que repercutirían en los trabajadores del futuro.

Como ha comentado Mariya Gabriel, comisaria europea de Economía y Sociedades Digitales, "la llamada economía de plataformas ya está teniendo un gran impacto en la forma en que trabajamos, con muchos resultados positivos, como la libertad de tener un horario de trabajo flexible. Pero también existe el riesgo de que fomente los empleos de corta duración y tenga un impacto negativo en los salarios y en la protección social de los trabajadores, erosionando sus derechos y aumentando la desigualdad social".

Según su opinión, la tecnología no puede resolver los problemas sociales, políticos o económicos por sí misma; sino que es una tarea de los responsables políticos, el sector privado y la sociedad civil.

"Las empresas deben pagar la parte de los impuestos que les corresponde en el lugar donde se genera el valor. Esto es válido tanto para las empresas digitales como para cualquier otra"

Por otra parte, es importante también el tema de la fiscalidad de muchas de las grandes empresas que copan el mercado digital, ya que muchas de ellas no pagan impuestos donde deberían. Esto es algo que se intenta solucionar desde hace tiempo desde la UE, creando propuestas para garantizar una unificación en los criterios de la competencia fiscal. "Las empresas deben pagar la parte de los impuestos que les corresponde en el lugar donde se genera el valor. Esto es válido tanto para las empresas digitales como para cualquier otra", ha dicho Gabriel.

Otro tema que crea controversia es el posible surgimiento de problemas de competencia entre las compañías tecnológicas más valoradas del mundo, como Amazon, Facebook o Google. El predominio en el ámbito digital de unas pocas empresas líderes, es algo que tiene muy en cuenta la Comisión Europea para evitar abusos de poder por parte de las mismas. "Nunca hemos evitado en Europa tomar decisiones difíciles y a veces impopulares cuando hemos visto que los consumidores y las empresas han sufrido estos abusos", ha explicado la comisaria europea.

Ante cualquier problema en materia de competencia, la UE tiene a su disposición instrumentos determinados para hacer frente a esta situación y regular el mercado, incluyendo "la posible escisión de empresas dominantes", si fuera necesario.

La digitalización es un fenómeno mundial y, en él, Europa tiene que desempeñar también un papel fundamental. Por este motivo, la UE apoya y fomenta la investigación, así como el desarrollo en el sector digital y va destacando cada vez más en muchos sectores como puede ser el de la protección de datos, la ética aplicada a la inteligencia artificial o la ciberseguridad.

"Los datos son el combustible que impulsa muchas de las nuevas tecnologías que ya están cambiando nuestras vidas"

La importancia de los datos es cada vez más clave para la sociedad y donde todos los países tienen que ponerse al día. Según Gabriel, los datos son "el combustible que impulsa muchas de las nuevas tecnologías que ya están cambiando nuestras vidas".

Además, ha destacado, asimismo, la necesidad de mantener todos estos datos seguros, protegidos, abiertos y disponibles. Aquí entran en escena las continuas políticas de regulación de datos que van surgiendo y que pretenden garantizar la seguridad y privacidad de los mismos. "El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE es el responsable, en gran medida, de esta buena disposición a compartir. El RGPD ofrece a los ciudadanos y a las empresas unas garantías tan sólidas sobre la seguridad de sus datos, que hace que se sientan mucho más dispuestos a compartirlos" ha destacado Mariya Gabriel.

Aún así, queda todavía un largo camino por recorrer en referencia a los datos, así como a la regulación del mercado o el impacto de la digitalización, y por ello, es necesaria la existencia de normas que hagan referencia a todos estos aspectos, para garantizar el buen desenvolvimiento y adaptación, tanto de las personas individuales como de las empresas e instituciones.

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

LIONS LIVE

Podcast

Compartir