Digital

Los servicios de Google ayudan en la captura de un pedófilo: ¿buen trabajo o invasión de la intimidad?

googleGmail, el servicio de correo electrónico de Google, explora las cuentas de forma automática para optimizar y personalizar la experiencia de cada usuario, y entre las actividades realizadas se incluye la revisión del correo electrónico para detectar posibles envíos o recepciones con pornografía infantil, y si encuentra algo, lo manda inmediatamente a la policía.

Según Google, a través de las exploraciones rutinarias que realiza Gmail es posible identificar las fotos almacenadas en cuentas de correo electrónico si son similares a las de la base de datos de imágenes de pornografía infantil, una tecnología de reconocimiento que Google emplea desde 2008, según indicó el abogado jede de la compañía David Drummond a The Telegraph. A través de este sistema el gigante online también lleva a cabo la eliminación de cualquier tipo de pornografía infantil en Gmail y en los resultados de búsquedas.

Recientemente, Google detectó contenido de este tipo en el correo de John Henry Skillern, estadounidense de 41 años originario de Houston (Texas) que trabajaba de chef y que fue detenido por abusos sexuales a un niño hace 20 años. En la web no dejó rastro de su actividad, salvo en Gmail, donde se encontraron imágenes enviadas y recibidas de una chica joven. Tras alertar al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC), que avisó a la policía, las autoridades obtuvieron una orden para registrar el teléfono y la tablet de Skillern, donde también encontraron imágenes de pornografía infantil. Finalmente detuvieron al individuo, que ahora está en la cárcel bajo fianza de 200.000 dólares.

Pero esta actuación de la compañía abre un debate: ¿invasión de la privacidad o empresa ejemplar? Google sostiene que la única supervisión activa se produce en casos de pornografía infantil, y que cualquier otra actividad ilegal o incluso la preparación de otros posibles delitos no será detectada ni reportada. Mientras que un sector de la población ha manifestado su tranquilidad por la forma en la que se lucha contra la pornografía infantil, otras muchas han planteado sus preocupaciones respecto a las violaciones de privacidad que pueden ocasionarse en el proceso.

La mayoría de la gente sabe que Gmail explora periódicamente el contenido de correo electrónico para enviar anuncios personalizados, pero no muchas personas son conscientes de que Google escanea proactivamente los correos electrónicos en busca de imágenes de pornografía infantil. En noviembre de 2013, Google se unió a Microsoft y Facebook en el fortalecimiento de la represión contra la pornografía infantil en internet con la asignación de más de 200 empleados para desarrollar nuevo software y algoritmos que busquen contenido malicioso en Gmail.

 

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir