Digital

Los smartwatches corren, corren y pillan a los relojes suizos (para reinventarlos)

relojesDurante mucho tiempo los tradicionales fabricantes de relojes suizos miraron por encima del hombro (y destilando desprecio por todos los poros) a los smartwatches. Algún tiempo después, y en vista del éxito del Apple Watch y otros "primos hermanos", los fabricantes de relojes suizos se están arrepintiendo de no haberse subido antes al tren de los smartwatches.

Las cifras hablan, al fin y al cabo, por sí solas. Durante el cuarto trimestre de 2015 las ventas de smartwatches adelantaron por primera vez a las ventas de relojes analógicos.

“Hemos infravalorado totalmente la demanda de relojes inteligentes”, confiesa Jean-Claude Biver, responsable de la división de joyas y relojes del gigante del lujo LVMH, en declaraciones a la agencia Reuters. Al emporio de LVMH pertenece una de las marcas de relojes suizos de más relumbrón: TAG Heuer.

En noviembre de 2015, y consciente de la creciente pujanza del mercado de los relojes inteligentes, TAG Heuer decidió aliarse con Google e Intel para presentar en sociedad su primer smartwatch, bautizado con el nombre de “Connected”. Pese a que el reloj inteligente de marras tenía un precio de salida de 1.350 euros, se las ingenió para convertirse en un “superventas” y sus primeras 15.000 unidades se agotaron rápidamente.

1

De cara a 2016 Tag Heuer prevé vender unos 50.000 smartwatches. Y no sólo del modelo “Connected”. La marca helvética tiene previsto lanzar hasta 8 modelos distintos de relojes inteligentes en el transcurso de los próximos meses.

Gracias a la “revolución inteligente” que está viviendo actualmente en sus propias carnes Tag Heuer, muy pronto la mitad de la facturación del fabricante suizo echará raíces en los relojes inteligentes.

Otra marca de relojes suizos que se ha rendido también a los encantos de los smartwatches es Swatch, que se estrenó el año pasado en el mercado de los relojes inteligentes con Bellamy y Touch Zero One. Aunque algo limitados en sus funcionalidades, Swatch puede presumir de haber dado luz a estos dos smarwatches sin colgarse del brazo de ningún partner tecnológico.

2

Y de nuevo en solitario (y sin la ayuda de ningún gigante del mundo “techie”), Swatch acaba de presentar en sociedad el nuevo Tissot Smart Touch, que se jacta de ser el primer reloj verdaderamente inteligente de la marca helvética. Este modelo, que tendrá un precio de más 900 euros, recalará a lo largo del próximo otoño en las tiendas y Swatch calcula vender hasta 40.000 unidades del dispositivo.

3

A los luces de neón de los relojes inteligentes no son tampoco inmunes las marcas suizas de joyas. Sin ir más lejos, De Grisogono ha levantado recientemente el telón de una edición especial del Gear S2 de Samsung convenientemente “tuneado” para la ocasión con un buen puñado de diamantes que cuesta la friolera de 13.600 euros.

4

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir