líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los smartwatches visten pantalones, las pulseras de fitness faldas

wearablesLos smartwatches y las pulseras de fitness son los gadgets que más ruido están haciendo actualmente en el universo wearable. Pero, ¿cúal es el retrato robot del usuario que tiene a bien llevar sobre muñeca estos dispositivos?

Si hacemos caso de un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la consultora Fittkau & Maaß, la «guerra de sexos» del mundo real extiende sus tentáculos al mercado de los wearables. Mientras los hombres se decantan mayoritariamente por los relojes inteligentes, a las mujeres les hacen más tilín las pulseras de fitness.

El 70% de los propietarios de smartwatches son hombres, son cultos, demuestran una gran ambición en su carrera profesional y tienen entre 20 y 40 años.

En el universo de las pulseras inteligentes destaca, más allá de que la mayor parte de las dueñas sean mujeres, que el 58% de los propietarios de estos dispositivos disfruten de unos ingresos netos mensuales de más de 2.000 euros.

Si nos detenemos en los usuarios potencialmente interesados en la tecnología wearable, el 37% de los hombres admite su interés por los relojes inteligentes. Este porcentaje desciende hasta el 31% en el caso de las mujeres.

Cambian las tornas, en cambio, si de lo que hablamos es de pulseras inteligentes y no de smartwatches. El 41% de las mujeres confiesa su interés por las pulseras inteligentes. En cambio, sólo al 34% de los hombres le llaman la atención estos gadgets.

En cuanto a los usos que los consumidores dan a la tecnología wearable, más del 50% se vale de los wearables para medir y analizar datos relacionados con su salud y con su actividad física. El 40% emplea estos gadgets para leer emails y mensajes de WhatsApp y el 33% para consultar información del tiempo, del tráfico y de actualidad.

Los wearables son cada vez más populares, pero están todavía bastante lejos de ser “mainstream”. Hoy por hoy sólo el 6% de los consumidores es dueño de un wearable. Y el porcentaje de quienes tienen previsto comprar uno próximamente tampoco es precisamente elevado y se queda en un 16%.

 

Dreamforce 2015: Enrique Polo de Lara (Salesforce Iberia)AnteriorSigueinte¿Nadie lee sus noticias? "Vístalas" con un buen diseño

Noticias recomendadas