Digital

Con la llegada de Apple TV+, el mercado audiovisual tiene otro gran jugador

Apple entra en la lucha de gigantes de la industria audiovisual

Los líderes de los contenidos audiovisuales en streaming, Netflix y Amazon Prime Video, se enfrentarán a las nuevas ofertas de Apple, Disney y Warner.

Apple-streaming-video

Apple presentó ayer su nuevo servicio de vídeo en streaming, Apple TV+. En el evento, la compañía tecnológica de Cupertino lo dejó claro: no es un tímido intento, sino un lanzamiento a lo grande, con el que competirá directamente con los líderes de la industria, Netflix y Amazon Prime Video.

Las cifras impresionan: Apple ya ha invertido en más de 30 proyectos de series y varias películas, a las que se sumarán más producciones. Se dice que el presupuesto de producción es de alrededor de 2.000 millones de euros. Por su parte, Netflix y Amazon también están invirtiendo grandes sumas en contenido exclusivo, mientras que Disney y Warner están camino de convertirse en otros dos gigantes de los medios, con enormes bibliotecas en sus propios servicios de streaming.

No se puede predecir quién saldrá victorioso de esta batalla; sobre todo, porque las ofertas de Apple, Disney y Warner ni siquiera están aún en el mercado. Sin embargo, dadas las enormes sumas que actualmente están invirtiendo los principales actores, puede que solo sea una cuestión de tiempo que uno o más proveedores tengan que cortar sus velas.

Hay que tener presente que Apple ha demostrado más de una vez que sus productos son adecuados para la experiencia del usuario y la facilidad de uso. Además, la compañía del iPhone tiene los medios financieros para competir con los proveedores de streaming, porque su negocio de hardware sigue siendo altamente rentable.

Los costes de las producciones exclusivas son cada vez más altos

El director de Netflix, Reed Hastings, ha señalado en una entrevista al diario alemán Süddeutsche Zeitung que los costes de las producciones exclusivas son cada vez más altos. En Hollywood, actualmente se está compitiendo por contar con las mejores mentes creativas y los actores más atractivos. Eso hace subir los precios. No se descarta incluso que Netflix enfrente dificultades por su enorme deuda.

Esta lucha de gigantes también es una mala noticia para las cadenas de televisión nacionales. Seguirán siendo presionadas por la ofensiva de las corporaciones globales: la cuota de servicios de streaming en el uso de los medios continuará aumentando, con las consecuencias correspondientes para el alcance y la comercialización de los canales tradicionales.

Para el espectador, la batalla por la supremacía en la pantalla es una buena noticia a primera vista; nunca antes había tenido tantos contenidos excelentes para elegir, como en la Era Dorada de la Televisión. Sin embargo, aquellos que quieren tener el repertorio completo ahora deben llegar a lo más profundo de sus bolsillos. Diez euros al mes por una suscripción de streaming no es una gran cantidad, pero quien ya tiene Prime Video, Netflix, Spotify y posiblemente incluso Sky, se lo pensará dos veces antes de añadir otra suscripción, o tendrá que decidir de qué proveedor prescindirá.

Te recomendamos

Inspirational

vueling

A3Media

The trade lab

Compartir