Digital Marketing

Lucía Etxebarría anuncia en su Facebook que ya no publicará más libros por la piratería

Lucía Etxebarría ya no volverá a publicar libros en "una temporada muy larga", o por lo menos hasta que algún tipo de legislación regule esta situación. Según explicó la escritora en su propio Facebook, esta decisión la ha tomado después de comprobar que "se han descargado más copias ilegales de mi novela que copias que han sido compradas" y añadió: "a mí no me apetece pasarme tres años trabajando como una negra para esto. Si quiero regalar novelas, haré copias para mis amigos en plan Sebastian Venable". Unas palabras que provocaron todo tipo de reacciones en la red de sus seguidores y, también, de los que no lo son tanto.

“Resulta que en España a mí me pueden llevar a la cárcel si robo una Sony Tablet, pero no pasa nada si alguien se está descargando libros, películas, música y series 24 horas al día”, afirmaba la escritora, según recoge hoy El Mundo. Y añadió que “En España no se lleva lo de ser honesto. Cuando algo parecido a lo que ha pasado con Urdangarín pasó en Holanda o en Bélgica, en seguida las Casas Reales tomaron cartas en el asunto, y eso que lo que habían hecho Bernardo y Laurent no era nada, pero nada, comparado con lo que se ha llevado Iñaki. Pero aquí Iñaki sigue en la felicitación navideña: somos muy tolerantes con la corrupción, y parece que cuanto más deshonesto sea uno, más enrollado es”.

Según ha explicado Etxebarría, de cada una de sus copias vendidas ella recibe entre 2 y 2,9 euros, sin descontar el porcentaje para “agente, hacienda y gestor”, algo que quiere explicar porque “los lectores no tienen ni idea de lo que te llevas por copia vendida”.

Pero sus declaraciones en Facebook no pudieron evitar el aluvión de comentarios tanto de usuarios que apoyaban su decisión como de otros más críticos con ella. “Los músicos ahora tienen que vivir de sus conciertos, los escritores duchos dan sus libros gratis y viven de las conferencias. Una pena que a usted no le inviten a dar charlas y conferencias remuneradas, dele vueltas a ese cabecita a ver si sale ‘con alguna alternativa a la edición tradicional”, afirmaba Melibea Kalista; “Te delata tu amor al dinero – no al Arte – cuando dices 'haré copias para mis amigos en plan Sebastian Venable'" o más críticos aún: “Espero, de corazón, que sea para siempre. Por cierto, no sabía que fueras el Hada Mágica de internet, que ves a los piratas todos los días, a todas horas, para saber qué se bajan. ¡Fantasma!”, de Anna Wolf; o “Pues mira, los cuatro gatos que leían tu mierda dudo que lo lamenten. Así que tú y tu pataleta os podéis ir juntitas de la mano a tomar por culo”, comentó Sergio Martín Sánchez.

Sobre aquellos que piensan que la decisión de Etxebarría no es más que una estrategia de marketing, la autora explicó que no ha concedido “una rueda de prensa ni he enviado una nota a medios. Mi idea no era dar el campanazo ni nada por el estilo. Era una idea que llevaba acariciando tiempo colgué ese comentario sin suponer que iba a armar revuelo semejante. Mis amigos más cercanos sabían que iba a dejar de escribir, y mis dos editoras en Planeta, Miriam Vall y Ángeles Aguilera, también. Colgué ayer algo que mis íntimos y en mi círculo ya se sabía”.

Hace unas horas la autora publicaba una nueva entrada en su muro de Facebook en la que da a entender que las redes sociales dan ahora voz a cualquiera y que en ellas se publican comentarios que pueden herir la sensibilidad de muchos precisamente por no haber ningún tipo de filtro:

"El me dijo " no abras el faceboolk". Tanto el facebook como el twitter está saturado de mensajes de odio. No puedo ni repetir lo que me llaga vía twitter, pero ya habéis visto lo que me llega vía Facebook. Yo no soy una mujer tan fuerte como para aguantar esto, supongo que habrá quien esté forrado de amianto, pero yo, la verdad, no valgo para esto. Nadie con un mínimo de sensibilidad se quiere someter a un linchamiento público semejante. ¿ De verdad alguien cree que merece la pena publicar, exponerse de esa manera? No merecía la pena antes, pero desde luego sí que no merece la pena ahora. Y toda esa gente que me insulta ¿ es inmensamente rica, ha heredado de sus padres, roba tiendas o qué? ¿ ellos pueden vivir del aire? ¿ tan difícil resulta entender mi postura? Dejando aparte que nadie se ha tomado el trabajo de leer lo que escribí. Ayer estaba leyendo "La posibilidad de una isla de Houllebecq" y me parecía que se pasaba un poco en su negativismo y en su visión negra de la vida. Por ejemplo, es uno de los que creen que no hay que tener hijos porque la especie humana es horrible y no merece la pena perpetuarla. Yo nunca he creído eso. Creía básicamente que la vida merecía la pena vivirse y, desde luego, que lo mejor que había hecho yo en la vida era tener una hija. Y sigo creyendo que lo mejor que he hecho en la vida ha sido tener una hija, pero ahora no dejo de pensar que a qué tipo de mundo la he traído, a qué tipo de riesgos la he expuesto".

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir