Digital

Origen y nacimiento de Salesforce

Marc Benioff (Salesforce): "la compañía no existiría sin Steve Jobs"

Salesforce puede presumir de haberse convertido en uno de los líderes globales en el terreno del CRM on demand. Pero hay mucho más detrás de sus soluciones de éxito y herramientas eficaces.

Su CEO y fundador, Marc Benioff ha desvelado algunos de los secretos de la compañía y sus orígenes en un evento organizado por Gartner. A principios de los años 90 Benioff recorrió palmo a palmo Silicon Valley presentando su idea. Un proyecto que ahora goza de reconocimiento mundial y que en su momento fue rechazado por todos.

“No habría Salesforce sin Steve Jobs”, ha recalcado. El desaparecido genio de Apple le comunicó las tres claves para poner en marcha un negocio. “Tienes que conseguir un gran cliente como Avon, debes ser 10 veces más grande en 24 meses y construir una economía basada en las aplicaciones”.

Sobre el último consejo Benioff aseguró a Jobs que no sabía a qué se estaba refiriendo. La respuesta de Steve Jobs admite que le dejó sorprendido: “no lo sé, pero lo descubrirás en el futuro”.

Cinco años después de este encuentro Benioff se encontraba en la presentación del primer iPhone. Un momento que se convertiría en historia. Fue el momento en el que Steve Jobs anunció el lanzamiento de la App Store con su propio sistema ecosistema de aplicaciones para móviles.

Finalizado el evento Benioff se acercó a Jobs anunciándole que tenía un regalo para él. Este había seguido el consejo del genio de la compañía de la manzana y había registrado y adquirido la URL “appstore.com”. no dudó en comunicarle que compartiría una parte con Jobs.

Otro de los mentores clave para Benioff fue el ex Secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell. De este aprendió que una empresa es mucho más que los beneficios trimestrales. Una empresa es una fuerza para el cambio.

De esta forma se sentaron las bases del modelo de negocio de Salesforce. Una compañía sostenida sobre valores de filantropía. De esta forma está comprometida a destinar el 1% de sus beneficios, el 1% de su tiempo y el 1% de sus productos a las sociedades en las que operan.

Un planteamiento que se ha traducido en 168 millones de dólares en subvenciones, 2,3 millones de horas de servicios comunitarios y donaciones de productos a más de 32.000 organizaciones sin ánimo de lucro.

Ha señalado que las empresas deben cuidar sus pasos, especialmente al hablar de tecnologías. El éxito de estas dependerá de cómo sean utilizadas por lo que se debe trabajar en la consecución de la igualdad de oportunidades.

Te recomendamos
En otras webs

Enamorando

014

Ojo

Hotwire

Compartir