líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Internet es un estercolero digital: estas son las marcas que más contaminan con sus webs

Digital MarketingInterés es un importante foco de polución

Internet es un estercolero digital: estas son las marcas que más contaminan con sus webs

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

No solo contaminan las refinerías de petróleo y los tubos de escape. También las aparentemente inofensivas páginas web generan toneladas de emisiones de CO2.

No lo parece a bote pronto, pero la red de redes en la que tanto tiempo invertimos todos los días es también terriblemente ponzoñosa para el medio ambiente. Y es que no solo contaminan las refinerías de petróleo y los tubos de escape. También de las aparentemente inofensivas páginas web emanan cada año toneladas de emisiones de CO2.

Por esta razón, y con el último objetivo de arrojar luz sobre el corrosivo impacto medioambiental del tráfico online (percibido a menudo como invisible), la agencia Footsprint, filial del grupo Labelium, ha colocado bajo la lupa las webs de los 100 anunciantes que más invierten en publicidad en Estados Unidos y ha elaborado un ranking en base a las emisiones de carbono producidas por cada página vista.

En las emisiones generadas por las páginas web se dan cita tres factores contaminantes fundamentales: los centros de datos, las redes de transmisión y el hardware (fundamentalmente teléfonos móviles y portátiles).

Para llevar a cabo su ranking Footsprint, que clasifica a las marcas en función de las emisiones de C2O que se generan cada vez que alguien visita su página web, tuvo en consideración estos tres factores. El informe emprendido por Footsprint calcula además las emisiones que producen cada año las páginas web evaluadas en base al tráfico que generan.

De acuerdo con la metodología utilizada en su estudio por Footsprint, las emisiones anuales de CO2 que emergen del tráfico online son de aproximadamente 10 millones de toneladas. Se trata de una cantidad equivalente a las emisiones derivadas de la electricidad necesaria para alimentar todas las viviendas de la ciudad de Los Ángeles durante un periodo de un año.

Solo el tráfico generado por las webs de los 100 anunciantes más grandes en Estados Unidos se traduce anualmente en 161.000 toneladas de emisiones de CO2. Para compensar semejante nivel de emisiones de carbono sería necesario plantar más de 7 millones de árboles.

La web de PepsiCo es la que más contamina, mientras que la de Berkshire Hathaway es la más parca en emisiones

A la cabeza del ranking confeccionado por Footsprint está la web de PepsiCo. Cada visita a la web de la célebre multinacional estadounidense se traduce en 1,16 gramos de CO2. PepsiCo comparte podio con el proveedor de televisión de pago Dish (0,58 gramos de CO2 por visita) y la farmacéutica GlaxoSmithKline (0,4 gramos de CO2).

Completan el Top 10 Samsung (0,47 gramos de CO2 por visita), T-Mobile (0,46), Estée Lauder (0,45), AB InBev (0,42), Novartis (0,41), Kohl’s (0,40) y Colgate Palmolive (0,39).

Estas son las webs más contaminantes allende los mares en cuanto a la cantidad de emisiones por visita, pero si fijamos la mirada en el tráfico total (que es una métrica bien diferente), las webs más contaminantes son las de Google, Amazon y Meta. Los sitios web de estas tres empresas generan una cantidad de CO2 equivalente a la capturada por 5 millones de árboles en un año.

A la cola en cuanto a emisiones de CO2 están, por su parte, las webs de Berkshire Hathaway INC (0,006 gramos de CO2 por carbono), Intuit (0,022), Facebook (0,025), Google (0,052), Netfix (0,064), Nike (0,066), Discover (0,073), Yum (0,078), Merck (0,079) y Liberty Mutual Insurance (0,080).

En la circunstancia (a bote pronto sorprendente) de que la web de Berkshire Hathaway INC sea la menos contaminante influye de manera determinante lo obsoleto de la web de marras. Y es que en tiempos pretéritos las webs eran paradójicamente bastante más eficientes.

«Mientras el hardware es cada vez más eficiente, el software es cada vez menos eficiente», denuncia Tom Greenwood, cofundador de Whole Grain Digital y autor del libro Sustainable Web Design, en declaraciones a AdWeek.

«Algunas compañías son dueñas de webs bastante eficientes y luego están webs como la de PepsiCo», señala.

Pertrechadas de un buen diseño, las páginas web pueden menguar ostensiblemente la cantidad de emisiones que generan. A menudo soluciones tan simples como comprimir o redimensionar el contenido, utilizar servidores verdes de datos, y apostar por el denominado «lazy loading» (que impide que la parte inferior de la web se cargue a menos que el usuario haga «scroll») bastan para cortar las alas a las emisiones de CO2.

En un contexto como el actual en el que hay a todas luces industrias mucho más contaminantes que la digital (la agricultura y la construcción sin ir más lejos ) cabe preguntarse si realmente merece la pena señalar con el dedo a las webs más contaminantes. A juicio de Juan Sotés, Impact Measuremente Director de Footsprint, la huella medioambiental emanada de internet puede no parecer excesivamente gravosa a día de hoy, pero sí lo será a largo plazo, cuando la electrificación de los hogares, los automóviles y otras muchas áreas de nuestra vida disparará las emisiones en la industria digital y habrá que esforzarse para mitigar tales emisiones.

«Estamos abocados a un aumento colosal de la demanda de electricidad en los próximos 20 años. No importa si la electricidad que consumimos viene de nuestro coche o nuestro portátil, pero necesitamos limitar el consumo de electricidad en todos lo ámbitos«, enfatiza Sotés.

 

Apple detiene la producción del iPhone 14 Plus poco después de su llegada al mercadoAnteriorSigueinteLEGO presume de más de 300 novedades para estas navidades, con colecciones que sacarán el lado más creativo de los fans

Contenido patrocinado