líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las marcas "silencian" a los influencers: no quieren que se sepa cuánto les pagan

el-padrino.jpegDe acuerdo a los datos ofrecidos por la plataforma experta en marketing de influencia SheSpeaks, a uno de cada cuatro influencers se les ha pedido que no revelen la cuantía de los suculentos contratos comerciales que firman con las marcas.

Una decisión que sigue la línea de los nuevos pasos dados en Estados Unidos por la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) que trabaja para poner más difícil la divulgación de las cantidades pagadas en las promociones de pago.

El hecho de que el 25% de los influencers participantes en la encuesta señalase que las marcas les habían pedido explícitamente que no diesen a conocer lo que estas les pagaban ha sorprendido incluso a la CEO de la empresa responsable de la encuesta. Aliza Freud ha explicado en declaraciones concedidas a Ad Age que “cualquier influencer decente es consciente de que tienen que revelar lo que ganan”, como parte de esa autenticidad que tanto gusta a sus fidelizadas audiencias.

Freud atribuye este problema a la creciente popularidad entre las marcas y agencias de los influencers. Una situación a la que hay que sumar las cada vez más estrictas normas de la FTC que estarían dificultando el entendimiento entre ambas partes al desconocer el nuevo terreno social en el que se mueven estos profesionales.

Algo que queda demostrado ante el hecho de que el 95% de los influencers encuestados afirma que no tiene problema en revelar a sus audiencias que están trabajando para una marca mientras que el 91% cree que no es nada malo revelar lo que ganan.

El 54% de los influencers ha manifestado que ha percibido un incremento en el número de las solicitudes por parte de las marcas para realizar contenidos patrocinados. Ante esto plantean tres retos que deben superarse en su relación con los anunciantes: equilibrar el mensaje de la marca con el de sus audiencias, optimizar los contenidos y realizar un proceso de trabajo más colaborativo.

 

Los irreales (y aterradores) maniquíes de El Corte Inglés desatan la polémicaAnteriorSigueintePornhub da una divertida vuelta de tuerca (sonora) a sus grandes éxitos en YouTube

Noticias recomendadas