Digital

Mediaset y Atresmedia se distancian de sus competidores en la lucha por conquistar a los millennials

millLa generación millennial está caracterizada por su vinculación a la tecnología desde una edad temprana y esto, ligado al campo de consumo de televisión, se traduce en un descenso de espectadores jóvenes.

En España, la crítica situación histórica hegemónica de la televisión en términos de consumo e ingresos se ha visto acentuada por el duopolio formado por Atresmedia y Mediaset. En el primer semestre de este año, los dos grupos sumaban una facturación total de 1.065 millones de euros, suponiendo un aumento total del 8% anual.

Este escenario supone que los demás grupos se distancien cada vez más de ellos, como es el caso de TVE, que actualmente se encuentra entre la espada y la pared porque está obsoleta, sostiene la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI).

Las pautas de consumo están cambiando por parte de los millennial, cada vez pasan menos tiempo delante de la televisión, según Sober Look, que estima una caída en los últimos 6 años de entre el 30% y el 42%.

Por ello, se produce un salto de pantalla. El ideal en los tiempos que corren sería compartir pantallas mientras se consume televisión, dando la oportunidad de consumir, a la vez de la pequeña pantalla, el smartphone u otro dispositivo, consiguiendo una experiencia combinada. Esto supone que se derive tráfico a sus páginas web y se abran conversaciones mutuamente beneficiosas.

Pero en el caso de TVE no es así, ya que cada vez es menos el porcentaje de espectadores que logran retener con sus contenidos. En cuanto a las preferencias, Telecinco es la cadena más sintonizada (14,9% de audiencia), seguida de Antena 3 (11,4%) y las temáticas de pago (9%).

Las directrices que reinan ahora son la preferencia por parte de los jóvenes de contenidos bajo demanda frente a la programación plana de las cadenas, - demanda a la carta que se ve facilitada por la proliferación de nuevos dispositivos -.

Es por la caída en las cifras por lo que los grandes grupos televisivos llevan años trabajando con la vista puesta en el modelo de consumo que va a definir el futuro más cercano. Las tornas cambiaron y son los consumidores los que marcan el compás de los contenidos y las formas de exhibirlo.

En el caso de Atresmedia, lanzó Flooxer, plataforma de vídeos cortos que buscan generar engagement con los millennial. Mediaset sigue sus pasos y RTVE no quiere quedarse sin su parte del pastel. Lo están trabajando dando cobertura a los eventos más mediáticos, haciéndose con el monopolio de contenidos, como ocurrió con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

También se adaptó con vídeos bajo demanda en su plataforma web fuera de sus contenidos exhibidos en televisión, así como su lanzamiento de la aplicación de realidad virtual para series como El Ministerio del Tiempo.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir