Digital

Microsoft desembolsa 10.000 dólares por ser demasiado pesado con su Windows 10

Futurama-FryCuando Microsoft lanzó la actualización de su sistema operativo, Windows 10, el pasado año, lo cierto es que no causó demasiado furor entre los usuarios.

Por ello, la compañía emprendió una estrategia efectiva pero algo agresiva que pasaba casi por obligar a los usuarios a descargar la nueva versión.

Los continuos mensajes que Microsoft lanzaba a los usuarios, hacían que muchos, por puro hartazgo acabasen cediendo a los deseos de la compañía. Y es que la empresa de Gates pretende hacer un trasvase de usuarios cuanto antes, incluso si es en contra de la voluntad de sus clientes.

De hecho, esto fue lo que le pasó a una usuaria estadounidense a la que la actualización de Windows 10 se le instaló en su ordenador de manera automática y sin su previo consentimiento.

Sin embargo, se produjo un error en el proceso que invalidó su ordenador durante un tiempo. Al contactar con la compañía le comunicaron no poder resolver el problema del aparato por lo que la mujer demandó a la compañía.

Así, Microsoft ha llegado a un acuerdo con la usuaria a la que le pagará 10.000 dólares por las molestias causadas, pues el ordenador es su instrumento de trabajo, y así evitar llegar a juicio.

Este caso salta a la luz tras las enormes críticas que ha recibido la compañía informática por la falta de claridad en las comunicaciones con sus usuarios con respecto al nuevo Windows 10.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir