Digital

¿Multa de la UE? El menor de los problemas de Google

Parece que Google no está para tirar cohetes, y es que desde que la Comisión Europea multase a la compañía con una cifra de  2.420 millones de euros, los duros golpes para el buscador parece que van en aumento. No se trata solamente de dinero, ya que la cifra podía haber sido mucho más mayor según dicta la legislación europea para las prácticas monopolistas dado que Google tiene un volumen de negocio inmenso que supera los 65.000 millones de dólares en ingresos al año.

El verdadero problema es que el buscador tendrá que cambiar, y todo por mandato de un organismo público. Aunque Google ha asegurado que recurrirá a sentencia, lo más probable es que tenga que cambiar toda la estructura de su navegador antes de 90 días, para conseguir adaptar Google Shopping y todo aquello que le ha supuesto una multa tan alta. Además, por cada día que tarden en adaptar el buscador a este cambio, la UE puede ir sumando un 5% diario a su multa.

Así, la Comisión Europea pretende que no haya una competencia desleal con prácticas monopolistas. Además, otra de las maneras en las que esto perjudica a Google es que esto podría favorecer a sus competidores. Así, aunque Google continúe teniendo un buscador único en Europa, otros como Ebay, Amazon y otras webs de venta podrían ver cómo sus resultados ganan puntos frente a el gigante.

A pesar de ello, aún es pronto para que los competidores canten victoria, ya que aún queda por resolverse la apelación de Google. Sin embargo, en caso de que fracase su recurso, la compañía podría enfrentarse en breve a la Comisión Federal de Comercio de EEUU y entonces sí verse en un serio problema. Además, según The Wall Street Journaleste organismo investigó las prácticas del buscador al igual que lo hizo la Comisión.

Así, la multa a Google por parte de la Comisión Europea es un intento de esta por proteger a los usuarios europeos, y conseguir cambiar la administración de Google, tomando una dirección, cada vez más encaminada, para la protección de los derechos del consumidor en Europa.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir