Digital

Netflix estrenará las películas de los Oscar mientras en España siguen las barreras para el cine en internet

El medio digital es una de las butacas preferidas para los espectadores de cine, un sector aún no desarrollado en Internet. En este vacío, ya algunos han visto la oportunidad que les puede brindar el medio y están intentando ponerse en camino hacia una meta dorada. Unos son más listos y avanzan más rápido, Telecinco o Canal +están colgando ya las películas nominadas a los premios Goya en la red, mientras que el gobierno va demasiado despacio. Nadie quiere perder el negocio de la televisión con la irrupción de Microsoft, Google o Apple en la carrera por la televisión híbrida.

Juan Varela, en Estrella Digital, afirma: "Las televisiones rompen el sistema de ventanas de exhibición. Tienen la marca, la plataforma, la audiencia y los contenidos para hacerlo, las herramientas que le faltan al cine para aprovechar el negocio digital. Mientras los espectadores buscan sus contenidos preferidos dónde y cómo sea, la industria pierde tiempo en el desarrollo de nuevos negocios mientras en Europa la discusión sobre la distribución digital, el mercado único de contenidos y los derechos de autor muestra la lentitud legislativa y las diferencias entre autores, productores y distribuidores".

Los consumidores están dispuestos a pagar por cine y televisión de pago en soportes digitales, pero unos precios más reducidos y sin la necesidad de esperar para disfrutar de los últimos estrenos. Este es el caso de Netflix en EE.UU. que estrenará las últimas películas de los Oscar antes que la televisión de pago. Ahora, rompiendo todas las barreras, ha lanzado Lilyhammer, su primera gran serie sólo para medios digitales en la que los usuarios podrán ver los capítulos cómo quieran, incluso compartirlo en las redes sociales.

La Comisión Europea quiere romper con todas las barreras que tiene el sector en el medio digital. Quiere simplificar las licencias audiovisuales para adaptarlas a la oferta digital y construir un mercado único de contenidos, pero el Ministerio de Cultura español es uno de los más reacios. Cultura defiende el sistema actual de propiedad intelectual y la función de las sociedades de gestión de derechos de autor. "Sitúa a la piratería como la barrera para el desarrollo de la industria digital y pide una remuneración por la comercialización digital pagada por el distribuidor final, además del cobro de derechos colectivos por las sociedades de autores. Reclama la extensión de los derechos por las obras audiovisuales hasta los 95 años tras el estreno", declara Valero.

Los cines y la venta en DVD o formato digital es el mayor negocio de la industria, por ello, se resisten. El futuro del cine y los contenidos digitales está en manos de la industria, los espectadores prefieren seguir el modelo de Amazon: contenidos Premium a bajo coste. Una demanda difícil de sostener con las cara producciones y las alfombras rojas.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir