Digital

El consumo de contenidos en streaming no termina de despegar en España

netflixHace apenas un año, llegaba a nuestro país uno de los servicios de contenidos más esperados, Netflix.

De la mano de su fundador, Reed Hastings, se presentó como una plataforma que revolucionaría el consumo de contenidos en nuestro territorio, del mismo modo que en ese momento ya lo hacía en otros lugares como Estados Unidos.

Durante sus declaraciones a la prensa, Hastings admitía que el objetivo era "llegar a un tercio de los españoles en 7 años". Sin embargo, ha pasado ya uno, y no parece que el ritmo de crecimiento de la plataforma vaya a cumplir las expectativas.

Y es que, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el servicio de streaming solamente ha llegado al 1,8% de los hogares con acceso a internet y que se traducen en 216.000 suscriptores, aunque supera a Wuaki que se tiene que conformar con un 1,1%.

cnmc

Sin duda, supone una cifra realmente baja sobre todo si se compara con su llegada a otros países en los que se ha convertido en un verdadero fenómeno. En Estados Unidos ha llegado ya al 41% de los hogares mientras que en Australia, a pocos meses de lanzarse ya contaba con la aceptación del 20% de su población.

El mercado español siempre ha sido uno de los más complicados por sus diferencias con el resto de Europa y del mundo. De hecho, algunas de sus características explican el todavía escaso éxito de Netflix.

En primer lugar, el arraigo y dominio del mercado que existe por parte de algunos grandes proveedores de servicios como Movistar+ ha hecho que la llegada de Netflix haya pasado desapercibida para la mayoría de hogares españoles que siguen optando por el contenido de pago que ofrece Telefónica, compañía de larga trayectoria y que goza del 7,6% de penetración.

A pesar de que Movistar+ tiene el liderazgo de los contenidos bajo demanda, la mayoría de los hogares siguen sin pagar por disfrutar de contenidos y esto se debe a que a diferencia de la mayoría de países, en España, el visionado de contenidos siempre ha sido gratuito a cambio de la tan odiada publicidad.

Sin embargo, este rechazo creciente no ha hecho aflojar las carteras de los espectadores optando, en su lugar, por las plataformas online de las cadenas de televisión tradicionales como Atresplayer o Mitele.

Pero la culpa del tímido despegue de Netflix en nuestro país no es solamente del peculiar mercado de entretenimiento o de los hábitos de los consumidores. La propia plataforma de streaming online cuenta con algunos obstáculos que han hecho que muchos consumidores atraídos por la propuesta, prefieran esperar.

Se trata así de un escollo importante, el de los contenidos. Una escasa oferta de series y películas con una inmediatez cuestionable (por las gestiones de derechos de autor) han contribuido también a la decepción de muchos usuarios, cuya envidia aumenta al echar un vistazo a la extensa y actualizada oferta americana.

Y como no se esfuerce por solucionar estos problemas y ofrecer sobre todo a los usuarios más jóvenes una razón para apostar por su servicio, la inminente llegada de HBO a España con una propuesta más amplia y barata que sus competidores, promete hacerse con el liderazgo del mercado del entretenimiento.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir