Digital

El modo incógnito no le salvará de Google

Ni el modo incógnito le salva de las (insaciables) garras de Google

Según un reciente estudio lanzado por la Universidad de Vanderbilt, Google recolecta más datos de los que se cree, incluyendo en modo incógnito.

modo incógnitoTodo el mundo piensa que navegar en modo incógnito significa dar esquinazo a los cotillas (incluido Google). Pero un nuevo estudio de la Universidad de Vanderbilt demuestra que no es tan así. El estudio se ha realizado analizando los datos almacenados por el gigante de las búsquedas en todos sus productos, incluyendo dispositivos Android, buscadores Chrome, YouTube y Photos.

"Mientras que algunos datos se recolectan con el usuario identificado como anónimo, Google tiene la habilidad de conectar la información recolectada con las credenciales personales de un usuario guardadas en su Google Account", explica el estudio, que también ha analizado como Google Photos genera datos del consumidor, así como la profundidad de su servicio de tracking, según AdAge.com.

El funcionamiento es el siguiente: una persona abre una sesión privada en Chrome. En las páginas web que utilizan el marketplace publicitario de Google, las cookies anomizadas que recogen los buscadores se asocian con el usuario. Si la misma persona abandona el modo incógnito e inicia sesión en cualquier servicio de Google, el gigante de internet puede conectar en el acto la actividad del usuario con su identidad, salvo que las cookies expiren o se borren manualmente por el usuario.

"Esto no suele entenderse bien por los consumidores", explica el autor del estudio, Douglas Schmidt, profesor de ciencias computacionales en la Universidad de Vanderbilt. "Pero si se lee la letra pequeña del modo incógnito se encuentran múltiples cláusulas de exención". Pero el estudio no puede determinar si Google efectivamente hace lo necesario para vincular los datos anónimos con el usuario.

"Google recolecta toda la información necesaria para hacer la conexión. Podría darle una ventaja relativa con respecto a cualquier otro que no pueda hacer dicha correlación", afirma Schmidt. El estudio también señala que Google sabe la localización de un usuario prácticamente en cada momento, pudiendo adivinar incluso el método de transporte que utiliza.

"Google puede conocer con un alto grado de precisión si un usuario está caminando, corriendo, en bicicleta o subido a un tren o un coche", señalan. "Lo consigue gracias al seguimiento de la localización de Android cordinado con frecuencia de intervalo con datos de los sensores internos del teléfono (como el acelerómetro)".

Por lo que respecta a Google Photos, el estudio asegura que gracias al reconocimiento de imágenes, la compañía puede analizar las fotografías para detectar monumentos, logos o animales, entre otros, incluso registrar la emoción de las caras de las personas.

El estudio intenta advertir de la cantidad de datos que Google recolecta de forma pasiva de los consumidores, incluso aunque la mayoría no se den cuenta de ello. Y aunque buena parte de dichos datos son anónimos, la compañía puede acabar con el anonimato de un plumazo si lo desea.

Pero Google no está para nada de acuerdo con las conclusiones del estudio. "Este informe ha sido encargado por un grupo lobby y está redactado por un testigo de Oracle en su actual litigio de derechos de autor con Google. Por lo tanto, no sorprende que contenga información extremadamente engañosa", asegura un portavoz de la compañía.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir