Digital

"No somos solo una app de comida, por eso la fidelidad y repetitividad del usuario son muy altas", J. Millán, Glovo

"No somos solo una app de comida, por eso la fidelidad y repetitividad del usuario son muy altas", J. Millán, GlovoEl sector del delivery está en pleno auge en nuestro país. Son muchas las startups que han decidido instalarse en España para ofrecer un servicio cómodo y rápido que los usuarios han recibido con los brazos abiertos.

Basta con ver el gran éxito de compañías como Glovo que a pesar de su juventud ya ha conseguido encandilar a cientos de miles de usuarios en buena parte de la geografía nacional y que Ahora mira al futuro con deseos de seguir creciendo más allá de nuestras fronteras.

Para conocer cómo trabaja esta compañía y los ingredientes que le han llevado a ser uno de los líderes de su sector hemos entrevistado, en el marco de la celebración de Havas Talks, a Jaime Millán, partnership & Madrid coordinator de Glovo.

Uno de los elementos que ha catapultado a este servicio a lo más alto es su capacidad de ofrecer al usuario “la disponibilidad de cualquier cosa en cualquier momento”.

Pero su unicidad y diferenciación reside también en la universalidad que tiene. “No somos solo una aplicación de comida, de supermercados o de farmacias sino que englobamos todo y por ello la fidelidad y repetitividad del usuario es muy alta”.

Con un modelo de negocio asentado en dos pilares, por un lado, en la asociación con partners y por otro en el coste que cargan a los propios usuarios por el servicio, el camino de Glovo no ha estado exento de polémicas.

La más reciente se remonta a hace unos meses cuando algunos medios se hacían eco de la falta de claridad de las cifras de la compañía. Ante estas críticas, Millán asegura que se trató de un malentendido. “El problema fue no especificar bien los datos. A partir de entonces hubo una comunicación interna en Glovo para unificar las cifras que se hacen públicas”.

Dejando atrás este suceso, la compañía mira al futuro que se avecina próspero. Al menos si juzgamos el crecimiento del 30% mes sobre mes que aseguran haber tenido en los últimos 6 meses y pro los 40.000 usuarios activos mensuales con una repetitividad de 3 compras por usuario al mes.

“Ya tenemos margen operacional positivo lo que demuestra que el modelo es rentable”, explica.

El camino de Glovo se orienta ahora a acostumbrar al usuario no solo a pedir comida que es una práctica ya habitual, sino a realizar otro tipo de pedidos a través de la app. Además de eso, comienzan a explorar otros tipos de marketing como el experiencial para poner su logística al servicio de las marcas.

Aunque el mundo digital es un terreno enormemente fértil para las startups también cuenta con inconvenientes o desventajas y algunas de ellas son “la impersonalidad que se crea a la hora de vender algo por internet, el menor contacto con el cliente y la mayor dificultad para solucionar el problema de un cliente insatisfecho”.

Para atajar estos obstáculos, la compañía apuesta por los “glovers”, los repartidores que son los encargados de establecer esa relación más personal.

En cuanto a su estrategia de marketing, se trata de una combinación de medios online, a través de marketing performance, y offline mediante la televisión.

“La televisión explica muy bien nuestra idea, en 30 segundos explica muy bien a nuestro clientes para qué puedes utilizar Glovo y la parte online es la que convierte esos leads que se han generado”.

El reto ahora es consolidarse en Europa donde están presentes en Francia o Italia y continuar su expansión en otros mercados como el alemán.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir