líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Nokia vuelve al mercado de los bienes de consumo para quitarse la espinita del pasado móvil

terminatorNokia puede estar orgullosa de ser la compañía que un día dominó el mercado móvil y ser pionera en la creación de estos dispositivos. Sin embargo, en la actualidad ya no queda ni rastro del negocio móvil de la empresa finlandesa tras su venta a Microsoft en 2014.

Pero esto no quiere decir, ni mucho menos, que Nokia no siga viva sino todo lo contrario, pues sus objetivos ahora son algo diferentes con un negocio centrado en servidores de red y softwares de telecomunicaciones y que le ha proporcionado una red de ingresos de 14.000 millones de dólares en 2015.

Y es que, cuando irrumpieron en el mercado competidores como Apple o Samsung, Nokia se vio destronada de lo que hasta entonces era un territorio liderado por la aparente invencible compañía finesa.

Su cambio de enfoque no parece haber ido tan mal dados sus resultados pero parece que la tecnológica sigue teniendo una espinita clavada y, tras el anuncio de la compra de la empresa francesa de productos electrónicos Withings por 191 millones de dólares, los rumores sobre su posible vuelta al mercado de los bienes de consumo suenan cada vez más fuertes.

Pero, ¿por qué querría invertir en este mercado cuando ha centrado su (exitoso) negocio en los últimos años en la infraestructura de red?

Hace mucho tiempo que Nokia dejó de ser la compañía fabricante de teléfonos para convertirse en un auténtico holding con distintas divisiones, entre ellas, Nokia Technology y Nokia Networking.

La división de tecnología ha estado trabajando en los últimos años en la expansión de su área de negocio con el lanzamiento, en 2014, la tableta Android N1 que fue comercializada solamente en China. Pero además, cuenta también con su cámara Ozo, un aparato que ofrece grabaciones en 360 grados a profesionales de la industria audiovisual.

Ahora, la adquisición de Withings apuntaría directamente al área de la tecnología relacionada con la salud, un mercado que parece será de los más rentables en los próximos años.

Así, Nokia se enfrentará ahora a un mercado al que todavía le falta madurar, el del internet de las cosas, y en el que se encontrará cara a cara con los competidores que un día ya le arrebataron el trono móvil. ¿Será capaz esta vez de mantener su posición?

AIMC nombra a los nuevos miembros de su junta directivaAnteriorSigueinte¿Es Facebook veneno para el amor? Sí (y muy corrosivo)

Noticias recomendadas