Digital

Peter Hinssen habla de los "category king"

Observación, tecnología, data y agilidad: las claves para pasar de empresa a "category king"

Vivimos en un mundo en el que los cambios se suceden con una velocidad vertiginosa. Las tendencias desaparecen casi con la misma rapidez con la que llegan por lo que los retos y desafíos se multiplican exponencialmente.

Las compañías y sus marcas se enfrentan ahora a un escenario en el que los hábitos de los consumidores han cambiado radicalmente. La expansión de internet, la multiplicación de los soportes y plataformas y el imparable avance de las nuevas tecnologías nos sitúan ante una fotografía que poco o nada tiene que ver con la que hemos estado observando hasta hace poco tiempo.

Con este telón de fondo hemos recogido las reflexiones efectuadas por Peter Hinssen, emprendedor, asesor, conferencista y autor de varios libros. Uno de los líderes más renombrados en temas de innovación radical, liderazgo e impacto del mundo digital en la sociedad y los negocios.

Un profesional que ha conformado una nueva imagen del mundo que tenemos ante nuestros ojos en “The Day After Tomorrow”. Una jornada organizada por Omnicom España.

Su presentación ha comenzado con una reflexión muy clara: “hay que dejar de pensar en el mañana con la lógica del ayer. Es la era del pasado mañana”. Tomando esta frase como punto de partida ha expuesto una serie de problemas a los que se enfrentan las empresas hoy en día.

El primero de ellos es la dificultad para las grandes compañías a la hora de captar y adaptar de forma rápida las nuevas tecnologías para desarrollar todo su potencial. “Vivimos en un mundo en el que todo va mucho más rápido que nosotros. O creces o te estancas”.

Ha destacado durante su presentación que en el momento en el que vivimos “ya no se trata de velocidad, sino que esto va de agilidad”, ya que este es el único concepto que puede ayudar a las grandes compañías a adaptarse a los tiempos que corren.

Un punto en el que la tecnología desempeña un papel fundamental ante la disrupción digital en la que nos encontramos inmersos.

Entre los ejemplos ofrecidos de empresas que están sabiendo cumplir con las nuevas premisas ha aparecido Amazon. El gigante del comercio electrónico ha creado todo un ecosistema en el que el consumidor estar en el centro.

Una compañía nacida completamente en el entorno digital y que mide perfectamente los pasos a la hora de satisfacer las necesidades de los consumidores. Esto ha quedado demostrado con la reciente adquisición de Whole Foods y el lanzamiento de Amazon Go.

La tecnología y la digitalización son la tónica. Es necesario educar a las nuevas generaciones en la buena creatividad, ser más ágiles y en la capacidad de adaptarse. Basta con ver el ranking de las compañías con mayor valoración del mundo.

Entre los seis primeros puestos cinco están copados por gigantes tecnológicos (Apple, Google, Microsoft, Facebook y Amazon). “Los cambios no sólo se basarán en la tecnología, sino en las redes y la aceleración de las mismas”.

No nos olvidemos que “lo que tenemos hoy en día ya no vale. Es la tecnología la que se ha convertido en el motor fundamental del cambio”. Motivo por el que ahora “debemos escuchar y estar más atentos que nunca”.

Son estos gigantes tecnológicos, denominados por Hinssen como “category kings” los que están marcando nuestro devenir. Ha citado como ejemplos el hecho de que el buscador número uno en Europa sea Google o que el 66% del crecimiento del e-commerce en Estados Unidos esté dirigido por Amazon.

Dos datos de los que debemos extraer un aprendizaje: a nadie le importa quién queda en segunda posición. Ahora es o todo o nada. Una mentalidad muy americana sobre la que se asienta la filosofía de éxito que impera en Silicon Valley.

De sus palabras se desprende en este sentido una apreciación muy curiosa: en Europa no contamos con “category kings”. El problema es que en la gran mayoría de las empresas sigue imperando una estructura organizativa tradicional.

Ahora el data es la nueva moneda de cambio y este es el punto de partida. Las empresas tienen que mirar al futuro con agilidad en las capacidades estratégicas con el fin de seguir siendo relevantes en la sociedad. Y esto sólo se logra con talento que ayude a las compañías a abandonar la anquilosada burocracia sobre la que se sustentan creciendo hacia estructuras más fluidas.

Basta con ver cómo el mundo avanza de forma rápida y ágil hacia tecnologías como el blockchain o la inteligencia artificial. “Hay que encontrar la manera inteligente de superar la tecnología”, ya que hay que fijarse en las cualidades humanas como la creatividad. Un activo que ninguna máquina podrá nunca igualar.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir